La Unidad de Mama del Hospital Universitario Puerta del Mar pondrá en marcha esta semana la nueva Sala de Micropigmentación Mamaria en las instalaciones del Hospital de San Carlos de San Fernando, destinada a las mujeres que se han sometido a una reconstrucción mamaria tras el tratamiento quirúrgico del cáncer de mama.

El delegado de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Manuel Herrera, ha visitado hoy la nueva sala, acompañado del gerente de los Hospitales Puerta del Mar y San Carlos, Fernando Forja; y la alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada. También han estado presentes en el acto la coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer, Josefa Moreno, y la delegada territorial de Educación, Remedios Palma, así como representantes de diferentes asociaciones como Valientes y Guerreras, Asociación Española Contra el Cáncer, Agamama, Asociación Cáncer Mama Bahía y Asociación de Mujeres Mastectomizadas AMMA.

La micropigmentación se basa en dibujar y delinear la mama a nivel epidérmico con pigmentos que no migran, es decir, que no cambian de ubicación, y cuya coloración marrón y rojiza se asemeja a la natural de la areola y el pezón. Es similar a un tatuaje, pero se diferencia en el tipo de pigmentación que se utiliza, la localización y la duración de la misma. Así, mientras que en los tatuajes la tinta se deposita en la dermis, en la micropigmentación se hace en la capa cutánea más superficial, la epidermis. Se utilizan pigmentos inorgánicos e hipoalergénicos que no provocan intolerancias. No obstante, antes de realizar la técnica, se realiza una prueba de alergia a la paciente para una completa seguridad.

Se trata de un procedimiento no doloroso, que se realiza bajo anestesia local tópica y la duración varía según el diseño, oscilando entre dos y tres horas. El resultado permite que la mujer mastectomizada vuelva a sentirse a gusto con ella misma, con su imagen, recuperar la confianza en su cuerpo.

Con esta nueva sala, perteneciente a la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía Plástica y Reparadora del Hospital Universitario Puerta del Mar, se da un paso más sumado a la intensa actividad que este hospital ya viene realizando en la reconstrucción mamaria de mujeres mastectomizadas. La actividad esperada es de atender en consulta a unas 120 mujeres mensuales, de las cuales, unas 40 recibirán el tratamiento de micropigmentación, lo que supone 440 mujeres al año, provenientes de toda la provincia de Cádiz.

La Junta de Andalucía ha invertido alrededor de 77.000 euros en la puesta en marcha de esta unidad, entre la obra realizada de adaptación de los espacios, el mobiliario, equipamiento y materiales y pigmentos necesarios.

El Sistema Sanitario Público de Andalucía está incorporando progresivamente esta técnica, que supone un aumento de la autoestima y una mejora de la calidad de vida, ya que la mujer recupera su imagen corporal. Así, y además de en la provincia de Cádiz, ya se realiza también en el Hospital de Valme de Sevilla, el Hospital Reina Sofía de Córdoba, el Complejo Hospitalario de Jaén y el Hospital Regional de Málaga.

Cáncer de mama

La supervivencia a los cinco años en cáncer de mama ha aumentado 20 puntos en los últimos 25 años en Andalucía, situándose actualmente en un 85,6%, según los últimos datos del Registro de Cáncer andaluz. Cada año, se diagnostican en la comunidad autónoma andaluza alrededor de 4.900 nuevos casos de cáncer de mama, el tumor más frecuente en la mujer en todos los países occidentales.

Está demostrado científicamente que la tasa de supervivencia mejora cuando se diagnostica precozmente, motivo por el que Andalucía implantó en 1995 el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama, del que ya se han beneficiado un total de 1.096.990 mujeres de entre 50 y 69 años. Hasta el momento, se han detectado 12.138 tumores entre las mujeres citadas para realizarse una mamografía y que se incluyen en el grupo de edad de mayor riesgo de padecer esta enfermedad.

Para el buen desarrollo del Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama en el conjunto de la comunidad autónoma, se cuenta con 62 Unidades de Exploración Mamográfica, de las que 19 son fijas, 5 son móviles y 38 se ubican en el ámbito hospitalario.

La detección temprana a través de la realización de mamografías permite mejorar el pronóstico de la enfermedad y aplicar a las mujeres afectadas tratamientos menos agresivos, gracias a un abordaje integral e individualizado de los equipos profesionales que tratan esta enfermedad. En concreto, en el año 2016, un 69.9% de las mujeres sometidas a una cirugía para extirpación del tumor ha podido conservar su mama, mientras que cuando se inició el Programa de Detección Precoz sólo se realizaba cirugía conservadora en el 20% de los casos.

Para aquellas mujeres que no han podido preservar su mama y que requieren una reconstrucción quirúrgica de su seno, en agosto del pasado año entró en vigor la Orden de 28 de octubre de 2016 de la Consejería de Salud que garantiza los plazos de respuesta quirúrgica para la reconstrucción mamaria tras un cáncer y que establece un plazo máximo de respuesta de 180 días.

Compartir con: