publicidad


El Hospital Universitario de Puerta del Mar ha culminado esta semana y puesto en marcha una nueva infraestructura con mobiliario y material específico para la consulta de enfermería de, un lado, de seguimiento a pacientes de Cirugía Bariátrica y, de otro, para el tratamiento de la obesidad y de atención a pacientes ostomizados. 

La Unidad de Cirugía General y Digestiva, cuyo jefe de Servicio es José Manuel Pacheco, ha impulsado una serie de mejoras en la atención a los pacientes, concretamente con la implantación de la figura de la Enfermera de Práctica Avanzada (EPA), una iniciativa de la supervisora de la Unidad, Irene Sánchez, para aquellas personas que tienen una ostomía, independientemente de su edad, siendo referente, además, para pacientes con traqueostomías, gastrostomías y ostomías intestinales. 

Anteriormente, los pacientes ostomizados disponían de la atención de una enfermera referente que realizaba el asesoramiento y seguimiento de su proceso en una consulta específica que funcionaba durante media jornada de la mañana; actualmente la Enfermera de Práctica Avanzada, María Paz Bienvenido, para la atención a estas personas, dispone de una consulta en la cuarta planta con horario de atención a los pacientes durante toda la mañana. 

El papel de esta profesional es asegurar una atención integral, individualizada y  de calidad que dé respuesta a las necesidades específicas de la persona con una  ostomía y de su familia, garantizando la continuidad asistencial. Para ello, facilita cuidados expertos estableciendo  un modelo metodológico común en las actuaciones que mejora la eficiencia clínica y la calidad de vida; asimismo, actúa como  enfermera de referencia, soporte y asesoramiento en el ámbito de los cuidados de personas con una ostomía para equipos  de atención primaria, unidades de hospitalización, centros socio-sanitarios y residenciales, asociaciones y usuarios.

En el Puerta del Mar, esta enfermera, además, realiza el seguimiento de los pacientes con obesidad que acuden al centro para Cirugía Bariátrica, a los cuales realiza un seguimiento pre, intra y postoperatorio. Es la profesional de Cirugía la que atiende en primer lugar a los pacientes, una vez sean derivados por el endocrino para intervención; la enfermera, por su parte, realiza una valoración del paciente y un asesoramiento, controlando su peso hasta la intervención, lo visita durante su ingreso y sirve de referente para el resto de profesionales de Enfermería de la Unidad de Cirugía General y Digestiva. Después del alta, realiza un seguimiento del paciente durante tres años, doce visitas el primer año y dos al año durante el segundo y tercer año. 

Desde marzo del pasado año en que se implantó esta figura, se han atendido 134 pacientes para Cirugía Bariátrica con edades comprendidas; en el caso de pacientes ostomizados, son 162 los pacientes nuevos. Ahora, en esta consulta renovada, cuentan con una camilla eléctrica con condiciones específicas para los pacientes de Cirugía Bariátrica, así como todo lo necesario para la realización de curas, orientado a las personas con ostomía.