Redacción | Cádiz.-  El Hospital Universitario Puerta del Mar de Cádiz ha culminado la primera fase de modernización y ampliación de su Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). La consejera de Salud, Marina Álvarez, acompañada del director gerente del centro, Fernando Forja, y el delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Manuel Herrera, ha visitado hoy estas nuevas instalaciones, poniendo en valor su confortabilidad y sus altas prestaciones, beneficiando tanto a pacientes como a profesionales.


En esta primera fase se ha actuado sobre 209 cuadrados, que albergan 7 boxes individuales (2 de ellos para aislamiento) y que permiten el abordaje de los pacientes en 360 grados, ofreciendo a los profesionales mejores instalaciones y tecnologías para desarrollar su trabajo diario y a los pacientes y familiares un mayor confort. Todos los boxes cuentan con cabeceros dobles, instalación de hilo musical, televisión y medidor acústico para garantizar el descanso y bienestar del paciente. Cada una de las camas tiene además incorporada una superficie dinámica para disminuir el riesgo de aparición de úlceras por presión, con un sistema automático de detección del peso del paciente que calcula la presión a ejercer por la superficie del colchón.

La Junta ha invertido más de 820.000 euros en esta primera parte del proyecto, que ha incluido los nuevos cabeceros y equipamiento electromédico, la remodelación y liberación de espacios, la instalación y seguridad eléctrica y el mobiliario de los boxes. Se incluye en dicha cantidad, además, la climatización de todas las fases del proyecto.

La reforma completa de la UCI del Puerta del Mar es una de las principales actuaciones del Plan de Humanización del centro hospitalario. Se trata de un proyecto que se acometerá en cuatro años por la complejidad de la actuación en un espacio de estas características, con pacientes críticos que exigen cuidados 24 horas al día. La Unidad contará con 2.360 metros cuadrados una vez reformada íntegramente, lo que supone crecer en 720 metros cuadrados. Con ello, se podrá pasar de los 26 puestos de atención en la actualidad a los 32. A lo largo de 2017, esta UCI registró un total de 1.141 ingresos, con una estancia media de 6,2 días, por una plantilla compuesta por 126 profesionales.

Una vez concluidas las diferentes fases, la UCI del centro gaditano contará con la tecnología más avanzada, nuevo mobiliario, espacios diáfanos y confortables para profesionales, pacientes y familiares, nuevos circuitos y un entorno lleno de luz natural, un elemento muy importante en estas áreas asistenciales para que el paciente crítico se oriente mejor y se reduzca su ansiedad durante la estancia. Asimismo, se incorporarán todas las garantías en materia de seguridad eléctrica y bioseguridad, con nuevos equipos de climatización, más modernos y sectorizados en todas las etapas exigidas de renovaciones y filtrados de aire.

Humanización

Dentro del Plan de Humanización iniciado en la UCI, en el último año se ha ampliado el horario de visitas de forma que, además de la habitual visita de tarde, se permite la entrada de familiares a las 13 horas. Además, se permite, en la medida de lo posible y en función de la atención a los pacientes, horarios de mayor duración, especialmente en la unidad de prealta. Otra medida adoptada ha sido el acompañamiento al final de la vida, de forma que los familiares puedan acceder a la UCI en los casos de pacientes en la última fase de su vida, para que estén acompañados de sus seres queridos en esta etapa.

En esa línea de humanización, el centro está trabajando también en un protocolo para acompañamiento familiar personalizado en pacientes de larga estancia. Esto permitirá que los familiares que lo deseen se sumen a los cuidados de los pacientes con el consiguiente aumento del tiempo que permanecen junto a ellos.

En los últimos meses también se ha iniciado un proyecto para que los pacientes de estancias prolongadas puedan dar paseos fuera de la unidad en compañía de su familia. Actualmente, tras la ampliación de espacio en la Unidad, se está diseñando un nuevo protocolo para estos paseos. Asimismo, se están realizando actuaciones musicales en directo, coincidiendo con las visitas de los familiares. Son muchos los estudios que avalan los beneficios de la música sobre determinantes de la salud, mejorando constantes vitales, controlando la ansiedad, favoreciendo el descanso y generando mayor bienestar físico y mental.

Otra iniciativa que se está llevando a cabo en la Unidad de Cuidados Intensivos es el Proyecto SueñOn, una iniciativa de carácter nacional impulsada por enfermería y dirigida a toda la sociedad con el fin de promover el descanso de las personas hospitalizadas. De ahí la instalación de sonómetros en cada uno de los 7 boxes del nuevo área puesta en marcha, con la finalidad de minimizar el ruido durante los cambios de turnos y acceso de visitas.

También se está participando en el Proyecto HUCI (Humanizando los Cuidados Intensivos), un estudio multicéntrico nacional de satisfacción en UCI, que quiere medir el grado de satisfacción del paciente ingresado en este tipo de unidades y sus familiares para poder iniciar medidas de mejora basadas en sus opiniones. Igualmente, se proyecta la acreditación de la Unidad dentro del Proyecto de H-UCI, trabajándose en 159 ítems para obtener el mejor resultado posible y la certificación nacional correspondiente. También se mejorará la información a familias, con la elaboración de un díptico informativo dirigido a familiares, que recoja toda la información de utilidad durante la estancia del paciente en la UCI, y con un nuevo protocolo de información médica al paciente y su familia, donde se garantice siempre la confidencialidad e intimidad. Por último, se prevé organizar jornadas de puertas abiertas, con el objetivo de dar a conocer mejor el funcionamiento de la Unidad, acercando así a la población un espacio desconocido y que suele generar temor y ansiedad.

Compartir con: