publicidad


 Más de sesenta personas han participado en estas jornadas, que han aplicado la música y la pintura como método de aprendizaje para la expresión de los sentimientos y emociones

El Instituto Andaluz de la Juventud en Cádiz dependiente de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía ha celebrado tres talleres dirigidos a personas con discapacidad intelectual. Esta actividad la ha pilotado la Asociación “AJ Inter”, y dos de los cursos se han celebrado el 28 de noviembre en Jerez de la Frontera con la Asociación “Cedown” (personas con síndrome de Down) y el tercero, el 29 de noviembre con la asociación “La Fundación de Chiclana de la Frontera” (formada por personas con discapacidad intelectual).

La coordinadora del IAJ en Cádiz, Lorena Gutiérrez, destaca que entre los objetivos que se buscan con estas actividades “se encuentran fundamentalmente que los participantes adquieran diversas competencias, en ámbitos como la expresión, el aprendizaje digital, la concienciación y la expresión cultural, entre otros muchos”. Gutiérrez añade que “es crucial la aplicación de la música y la pintura como forma de expresar emociones, y que adquieran el marco teórico de la música como influencia de su cuerpo y emociones”.

En los cursos se ha trabajado con métodos de la educación, no formal y el aprendizaje informal, el arte como forma de aprendizaje, fomentando la participación de los jóvenes y la cooperación. La máxima responsable del IAJ en la provincia subraya que “es crucial utilizar la música y la pintura como forma de expresar emociones y esto incentivará la participación en pequeños grupos para recoger los resultados de aprendizaje de la actividad en su conjunto”.

Los cursos se iniciaron con una actividad de presentación para establecer un contacto fiable con los formadores, para continuar con ejercicios de autoconfianza (movimientos individuales, que continúan con un ejercicio de coordinación grupal para fomentar la cooperación y confianza de los participantes en el grupo. 

Los talleres han incluido la práctica de la música como experimento para ver cómo puede incluir en el ambiente en el que se creaban los grupos, transmitiendo emociones y con el fin de incluirla como parte fundamental de la actividad.

 De hecho se ha trabajado con la música no sólo desde el aspecto teórico sino también desde el práctico. Se han desarrollado las habilidades de los participantes con la creación de conjuntos musicales temáticos ordenados por propósitos. En esa línea han relacionado la música con la expresión corporal. Y esto se ha complementado con la práctica del baile. Los participantes han podido conocer música y bailes tradicionales de otros países de Europa.  Lorena Gutiérrez insiste en la importancia de “enseñarles otras tradiciones musicales de otros países, con el propósito de que conozcan otras culturas diferentes a la nuestra”. 

Por otro lado, los talleres han tratado sobre el arte plástico. Se han expuesto distintos conceptos y divididos en parejas los participantes han pintado lo que les sugería el concepto.

La máxima representante del Instituto Andaluz de la Juventud en la provincia de Cádiz se muestra muy satisfecha con estos talleres en los que ha primado la búsqueda de la autonomía de sus participantes.

Para Lorena Gutiérrez uno de los logros relevantes es “hacer llegar a estos jóvenes la música y la pintura como forma de expresar emociones, y adquirir el marco teórico de la música como influencia a su cuerpo y emociones, es decir que han pintado sus sentimientos y emociones, mientras escuchaban música”.