El alcalde de Cádiz, José María González, ha celebrado hoy que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Cádiz haya desestimado el recurso que, bajo el mandato del PP, interpuso la Subdelegación del Gobierno contra la municipalización de los servicios de playa. El regidor gaditano ha destacado que la sentencia “avala rotundamente que se siguieron todos los mecanismos que la legislación contempla en estos supuestos”, señalando literalmente que “el personal se integró de manera absolutamente correcta en la estructura de Cádiz 2000”.

José María González ha señalado que esta sentencia “desmonta uno a uno todos los argumentos que el PP esgrimió” a través de la Subdelegación del Gobierno en lo que ha calificado de “uso partidista de las instituciones”. Y es que el juez “avala todo el proceso que pusimos en marcha desde este Equipo de Gobierno, tanto en las formas como en el contenido”, apuntando que la subrogación de las plantillas se hizo “con todas las garantías y respeto a los derechos laborales”.

Por tanto, se trata de “un nuevo revés” en los intentos del Partido Popular por judicializar la política, recordando que esta es “la segunda vez que el empeño del PP por boicotear el proceso de municipalización es tumbado por los tribunales”, en alusión al archivo de la denuncia interpuesta ante el Tribunal de Cuentas, que señaló que estaba basada “en rotundas falsedades”. El alcalde ha aprovechado la ocasión para felicitar a los dos concejales de Ganar Cádiz en Común por el archivo de la querella por supuestas injurias y calumnias, también interpuesta por el PP, en relación al caso de Matadero, con lo que esta es una “semana negra del PP en los tribunales”.

González ha insistido en que “la subrogación de la plantilla se hizo con todas las garantías y respeto a los derechos laborales, pese a la intoxicación continua que llevaron tanto el PP como el PSOE, cuyo papel ha destacado como “colaborador necesario” de esta situación, contribuyendo a “sembrar miedo y alarmismo dibujando una ciudad en la que parecía que no iba a haber verano y que todos los trabajadores se iban a ir a la calle”.

El alcalde ha reprochado a los socialistas que utilizaran la denuncia para responsabilizar al anterior presidente de Cádiz 2000, Álvaro de la Fuente, alineándose con el PP y apoyando un acuerdo plenario para forzar su dimisión. A ello, ha añadido que tanto PP como PSOE han intentado “alargar y ralentizar el proceso de municipalización pidiendo informes sobre informes que ya estaban hechos” con el único interés de “dilatar, extender y distraer”.

Por ello, tras conocerse el fallo judicial, se ha preguntado “si alguien va a dimitir o responder” por haber forzado la dimisión de De la Fuente “sin argumentos ni sustentos”, y por la imagen dada de la ciudad, “intentando dibujar un escenario casi postnuclerar de la playa” llegando a “poner en peligro el inicio de la temporada”, guiados únicamente por “intereses partidistas y electoralistas”.

“La temporada de playa ha sido un éxito indudable, pese a todo y a todos”, ha sentenciado José María González, lo que ha atribuido a la “profesionalidad de los trabajadores y trabajadoras” y a que “nos hemos dejado la piel buscando únicamente el interés de la ciudad”.

Al hilo de ello, ha agregado que el Equipo de Gobierno se siente “orgulloso” del trabajo que viene realizando en el Ayuntamiento desde el año 2015, subrayando que, “pese a las mentiras y a los miedos, la remunicipalización ha venido para quedarse. Primero, porque recupera derechos que la derecha transformó en negocio y, segundo, porque mejora la condiciones laborales de las personas que llevan a cabo estos servicios de playa”.

Por su parte, el edil de Medio Ambiente y expresidente de Cádiz 2000, Álvaro de la Fuente, ha saludado la contundencia de la sentencia y ha confiado en “el PSOE no tenga la desvergüenza de intentar sacar pecho ahora de la municipalización, ya que ha sido colaborador necesario y ha intentado entorpecer el proceso desde el minuto uno, aunque luego levantara la mano para que siguiera adelante”. Asimismo, espera que la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, actualmente dirigida por los socialistas, no recurra un fallo judicial que es “contundente” en el sentido de que “todo se ha hecho correctamente”.

Finalmente, el alcalde ha reflexionado que, “en este país, los ayuntamientos del cambio estamos liderando procesos de ruptura y de dinámicas que parecían incuestionables. Hoy, el Ayuntamiento de Cádiz rompe no sólo en Cádiz, sino en todo el Estado español, una lanza a favor de las remunicipalizaciones, de la gestión directa de los servicios. Es posible hacerlo. Sí se puede. Le pese a quien le pese”.

Compartir con: