publicidad


En pocas semanas habrán culminado los trabajos de montaje de las placas de nueva generación de este enclave, realizadas con un material de gran resistencia y que contribuye a la acción por el clima porque reduce la contaminación y depura el aire

publicidad


El Centro de Interpretación Camarón de La Isla contará con una fachada innovadora y singular, que además de todo un referente estético será un elemento sostenible y de acción por el clima que va a ayudar a mitigar la huella de carbono de San Fernando.

La concejala de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez, ha explicado que “desde el principio se planteó el proyecto del museo como un edificio singular y rompedor a la altura de la figura de José Monje Cruz. Y eso no solo se evidencia en su diseño, sino también en el hecho de que se trate de una construcción sostenible, muy estudiada en cada elemento y en la que se han elegido a conciencia los materiales”.

Es el caso de las placas que se están instalando en la fachada del Museo Camarón, hechas de Krion, gracias a las que contaremos con una superficie sólida de nueva generación y de carácter catalítico a través de la luz que recibe, que tiene la capacidad de reducir la contaminación y depurar el aire, y que ofrece un resultado estético magnífico. La composición del Krion lo hace, además, un producto higiénico, antimoho y de muy fácil limpieza, prácticamente ignífugo, de fácil mantenimiento y reparable, con múltiples posibilidades de transformación y un elevado nivel de resistencia a la degradación ante agentes químicos, vapor o intemperie gracias a su nula porosidad.

Márquez ha explicado que están avanzando a buen ritmo los trabajos de instalación de las placas de la fachada ventilada, lo cual se prevé se finalice en unas tres semanas, a falta de los oportunos remates laterales y de juntas. Se ejecutarán un total de 414.63 m² de revestimiento de Krion.

La concejala ha insistido en que “el Museo Camarón es una muestra del trabajo de acción por el clima que estamos haciendo en la ciudad de forma transversal, en todas las áreas y en cada proyecto, para tener una San Fernando más sostenible y más saludable para todos y todas”. Como ha recalcado, “en la ciudad abogamos por una mejor calidad del aire, sobre todo porque organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaran que el 92% de las personas respiramos aire contaminado que resulta dañino para nuestra salud. Para tomar medidas y paliar esa situación es fundamental que también tengamos en cuenta cómo construimos y, si es posible, que nuestros edificios puedan contribuir a reducir la huella de carbono que tiene San Fernando. Eso es lo que se ha hecho en la ejecución del Museo Camarón, en el que hemos optado por soluciones constructivas innovadoras que mejoren a su vez el entorno”.

La edil ha resaltado el buen ritmo de estos trabajos de construcción de este enclave emblemático, que está previsto que culminen en el próximo mes de abril.