publicidad


El Museo de Cádiz dependiente de la delegación territorial de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, participa en la exposición “Carthago. El mito inmortal”, que acoge el Coliseo de Roma desde el pasado 26 de septiembre hasta el próximo 29 de marzo de 2020. Se trata de una muestra que reúne de nuevo Roma con Cartago y que está promovida por el parque arqueológico del Coliseo.

Desde Cádiz se han prestado para esta muestra dos importantes piezas de su colección fenicia: en concreto la cabeza egiptizante de terracota que fue hallada en el entorno de la playa de La Caleta y uno de los bronces de Melkart de Sancti-Petri. Para garantizar el proceso de su traslado así como que el montaje se hiciera de la manera correcta, velando en todo momento por la buena conservación de estas piezas, Juan Ignacio Vallejo, el director del Museo de Cádiz, se trasladó hasta Roma, supervisando las labores de montaje, a pie de vitrina, como responsable técnico de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico.

“El traslado y la colocación de dichas piezas se realizó con las mayores medidas de seguridad y conservación”, dice Vallejo, que añade que “este préstamo manifiesta una vez más la gran calidad de las colecciones del museo gaditano, así como el prestigio internacional de la institución”. Vallejo ha sido el responsable de observar y garantizar   todo el proceso de desembalaje de las piezas y su montaje, comprobando que se cumplieran todos los requisitos que para asegurar que no haya ningún riesgo para las piezas cedidas temporalmente. El director del Museo de Cádiz subraya que “Debemos ser auténticos guardianes de nuestras colecciones”.

La exposición “Carthago. El mito inmortal” podrá verse en el Coliseo de Roma.  Se trata de la primera muestra a gran escala dedicada por completo a la historia y a civilización de una de las ciudades más poderosas y fascinantes del mundo antiguo.

El director del Museo explica que “la participación del Museo de Cádiz en exposiciones temporales es una costumbre que viene desarrollándose desde los años 70 del siglo pasado y es una forma importante de dar a conocer los fondos y las colecciones que tiene el museo, no solamente en el ámbito geográfico más inmediato sino llevándolo más allá de sus fronteras, dándolo a conocer en el resto del mundo”.

Vallejo afirma que “el Museo de Cádiz es muy prestigioso y ha participado en grandes exposiciones internacionales, que han querido contar cuenta con nuestras colecciones.  En el caso de esta exposición, el hecho de ceder dos de las piezas más emblemáticas de nuestra colección arqueológica a Roma nos demuestra el papel crucial que jugó Cádiz en el pasado”.

El director del Museo de Cádiz recuerda que las piezas del museo han viajado a museos como el de Nueva York, París, Atenas y Londres, participando en exposiciones del mundo fenicio, fenicio-púnico y romano en los últimos 30 años.

“En definitiva”, concluye Vallejo “es fundamental y muy positivo participar en muestras más allá de nuestras fronteras, para contribuir a la difusión de nuestro patrimonio y valorar lo que tenemos, porque muchas veces hace falta que vengan de fuera a reconocer nuestro prestigio y esto nos puede servir para reflexionar sobre ello y valorar mucho más lo que tenemos”.