Redacción | Chiclana.- El nuevo centro de Servicios Sociales, ubicado en la zona de La Fuente, ha comenzado a funcionar hoy con absoluta normalidad, después de que a lo largo de la pasada semana se procediera al traslado de expedientes, archivos y equipos informáticos desde la sede de la calle Frailes. Así, aunque a primera hora de la mañana se ha terminado de instalar los ordenadores y teléfonos fijos en el equipamiento de la calle Terral, esta circunstancia no ha impedido el normal desarrollo de la actividad por parte de los trabajadores sociales y personal administrativo.

Hay que recordar que el traslado de la Delegación de Servicios Sociales ha sido posible, una vez se han podido subsanar los desperfectos aparecidos en este nuevo edificio. Unas actuaciones que han sido ejecutadas por parte de la empresa adjudicataria de las obras, al encontrarse el centro en periodo de garantías. “A pesar de las presiones vertidas desde el PP, teníamos claro que no podíamos abrir un centro que se encontraba con numerosos desperfectos y problemas de humedades, ocasionados por la rapidez del anterior Gobierno municipal en ejecutar las obras, con el único objetivo de inaugurarlo antes de las pasadas elecciones municipales”, expresa el delegado municipal de Servicios Sociales, Francisco José Salado, quien añade que, “una vez se han solucionado todos los problemas en el interior de edificio, hemos procedido al correspondiente traslado del personal y material informático y de oficina”.


Hay que recordar que, pese a la adquisición del mobiliario a finales del pasado año y que supuso una inversión de 80.000 euros por parte del actual Gobierno municipal, lo cierto es que el Gobierno del PP no había tramitado la contratación de la luz y el agua definitivo, por lo que hasta hace esas semanas el edificio contaba con luz y agua de obra. Asimismo, la excesiva rapidez en la ejecución del centro durante el anterior periodo corporativo, propició que aparecieran una serie de desperfectos e irregularidades que impedían la apertura al público del mismo. En concreto, tal y como pudieron comprobar los técnicos municipales, las deficiencias han estado relacionadas con la calidad del material, sobre todo, en determinadas puertas, desperfectos en los paneles de madera de las paredes o en suelos y azulejos.

Por todo ello, desde el Gobierno municipal se instó a la empresa adjudicataria de las obras, Heliopol, a que subsanara estos desperfectos, actuaciones que se han ejecutado en estas últimas semanas. Además, se ha procedido a la colocación de un zócalo alrededor del edificio, con el objetivo de evitar la aparición de nuevas humedades en las paredes exteriores. “Desde el principio teníamos claro que el traslado debía hacerse con todas las garantías, para que el personal técnico de Servicios Sociales pudiera trabajar en las mejores condiciones posibles y que los usuarios fueran atendidos como se merecen, cuestión que no ha sucedido hasta ahora”, reitera Francisco José Salado, quien añade que “éramos conscientes de la necesidad de cambiar a un espacio acorde a esta delegación, pero también sabíamos que tal y como nos encontramos el edificio, con desperfectos, humedades, luz y agua de obra y sin mobiliario, no podíamos trasladarnos”.

Hay que recordar que el nuevo Centro de Servicios Sociales se sitúa en una parcela municipal de 2.194 metros cuadrados en la zona de La Soledad, entre las calles Terral, Pintor Agustín Segura y Pintor Valdés Leal. El edificio, que ha supuesto una inversión de 857.000 euros, además de los 80.000 euros para mobiliario, cuenta con una superficie de 993 metros cuadrados construidos y 897 útiles y dispone de ocho despachos de atención al público y dos de familia, que ocupan una superficie de casi 150 metros cuadrados. Además, cuenta con una sala de observación infantil y una ludoteca, un salón de actos, una zona de espera y de atención al público, y salas de administrativos, técnicos y de reuniones. Finalmente, en cuanto al horario de atención a la ciudadanía, durante los meses de verano es de lunes a viernes de 10.00 a 13.00 horas, mientras que durante el resto del año es de lunes a viernes de 9.00 a 13.00 horas.

Compartir con: