Redacción.- El número de personas que acuden cada día a la Olla Solidaria ha descendido en los últimos meses. Así se lo han comunicado dos de las voluntarias responsables, Toñi Pérez y Amalia Canto, al alcalde de la ciudad, José María Román, y al delegado municipal de Servicios Sociales, Francisco José Salado, que han visitado las instalaciones de esta entidad.

La Olla Solidaria la forman cinco grupos de voluntarios que, de lunes a viernes, se dedican a preparar el almuerzo para las personas que Servicios Sociales y Cáritas les deriva. Estas personas van cada día a recoger dichos alimentos. Las ayudas públicas, las contribuciones privadas y las ayudas recibidas por parte de Cáritas, el Banco de Alimentos y las asociaciones de vecinos permiten que la Olla Solidaria pueda atender la demanda de personas que en estos momentos tienen necesidades. Además, gracias a todas las contribuciones que se realizan a esta entidad, las personas que cada día acuden allí pueden llevarse otro tipo de alimentos, junto con el almuerzo que cada día allí se prepara.

El alcalde de la ciudad, José María Román, ha agradecido la gran labor que realizan estos voluntarios cada día de forma desinteresada y los servicios que prestan a los demás. Asimismo, ha incidido en que esta bajada en el número de personas que necesitan este servicio, viene coincidiendo también con la bajada en el número de desempleados en los último meses, así como en el descenso de niños que han necesitado entrar este año en la campaña ‘Ningún Niño sin Juguetes’, de la Asociación de Reyes Magos.

Pese a ello, tanto el alcalde como las dos responsables del voluntariado han hecho hincapié en que no hay que bajar la guardia, porque desgraciadamente saben que sigue habiendo familias que carecen de recursos, “pero el pudor les puede y no son capaces de acudir a recibir estas ayudas”, han señalado. Precisamente por eso, José María Román ha destacado que el lugar en el que se encuentra ubicada la Olla Solidaria permite esa discreción y la intimidad que muchas personas necesitan. “No queremos que nadie que necesite ser atendido se quede sin esta ayuda. Por eso, Servicios Sociales ya está trabajando en ello, dado que se puede prestar servicio a más familias”, ha explicado el alcalde de la ciudad.

En este mismo sentido, Román ha incidido en el hecho de que esta alternativa que proporciona la Olla Solidaria es mucho mejor que la de los comedores sociales, precisamente por esa intimidad y esa discreción que ofrecen y que encuentran las personas que acuden a este entidad.