El pasado mes de agosto, representantes del Partido Popular mantuvieron una reunión evidenciando con los vecinos la grave situación de la presión del agua a las que se ven sometidos principalmente la zona de Las Palmeras, La Jara, La Colonia y la Avenida de La Marina. Posteriormente se expuso en el Pleno Municipal la reivindicación de sus derechos negándose la bancada socialista incluso la propuesta de crear un Consejo de control del servicio de Aqualia, y un plan de actuación y seguimiento para verificar la salubridad del agua; y cambiar las instalaciones existentes.

Es lamentable, que a los pocos días acudiese Mora junto con el Delegado Territorial de Fomento y una amplia representación de Delegados Municipales para trasladarle a los vecinos el compromiso de mejoras en la zona, y las soluciones que se iban a adoptar, porque según argumentaban “esta situación quedarí totalmente subsanada con las nuevas conducciones que se instalarán antes de fin de año”.

El Partido Popular ha mantenido un seguimiento y reivindicaciones constantes para la buena solución del problema, y los vecinos nos vuelven a denunciar la situación que siguen padeciendo, ya que hace apenas unos días se anuncia por parte del equipo socialista local el inicio de las obras de renovación de la conducción del agua, y que estará terminada a principios de julio.

Para Pérez es vergonzoso que justo cuando en época estival sufren los sanluqueños esta situación sea cuando se estén ejecutando las obras de renovación. Estamos ante un alcalde y Delegados Municipales, sin previsión ni planificación de los tiempos. “Le pedimos que no desvíe su responsabilidad como es su costumbre, ya que es sólo suya este gravamen sobre estas deficiencias”, finaliza.

Compartir con: