Redacción | Provincia.- Un plan industrial para las factorías de Navantia en la Bahía será la primera iniciativa parlamentaria relativa a la provincia de Cádiz que se debata en el Congreso en la presente legislatura. Será a instancia del Grupo Socialista y la defenderá mañana el diputado por Cádiz, Salvador de la Encina, en la primera sesión de la Comisión de Industria que se celebra en la cámara baja y donde también será el primer punto del orden del día y por lo tanto, el primero en intervenir en defensa de los intereses de la provincia.

La proposición no de ley es fruto del acuerdo alcanzado con los trabajadores, en reuniones mantenidas con representantes de los comités de empresa y viene precedida de la moción- también de sello socialista- aprobada en el pleno de la Diputación del pasado 17 de febrero.

Ha recordado que “en respuesta a la inquietud que expresan los trabajadores y la sociedad de las localidades en las que se asienta el sector naval, la presidenta de la Diputación, Irene García, ha impulsado una Mesa institucional en la que se reúnen los municipios con mayores intereses en la construcción naval contando también con Chiclana por el importante peso de las industrias auxiliares”. De la Encina ha explicado que “de ese órgano surgió una declaración en defensa de los intereses del sector, demanda de carga de trabajo, planificación de la actividad y dotación de medios tecnológicos acorde con los retos del sector que fue aprobada por unanimidad, a pesar de las reticencias del PP en dicho pleno”.

El diputado ha querido apartar “de toda polémica partidista” la iniciativa que se debate mañana en el Congreso y así, espera lograr el respaldo de todos los grupos políticos. “No voy manifestar ninguna crítica sobre los últimos cuatro años”, ha aseverado, al tiempo que ha subrayado que “los astilleros públicos requieren de un compromiso público estable para mantener y ampliar en cada uno de sus centros su actividad principal histórica: la construcción naval”.

De la Encina ha abundado “en la necesidad de ampliar la participación de los trabajadores y garantizar sus derechos laborales, desarrollar la capacidad tecnológica, la calidad, el diseño, la formación especializada y permanente, la cualificación profesional y la especialización en buques, plataformas y otros productos de alto valor añadido para ampliar el empleo público y rejuvenecer la plantilla con un marco de relacione laborales en el que se garanticen los derechos económicos y sociales de los trabajadores”.

Desde el PSOE, se considera “una herramienta clave para el futuro de los astilleros la aprobación de ese plan acordado con los sindicatos, la negociación de ese plan no se puede continuar aplazando por cálculos electorales”, ha reclamado.

El portavoz socialista está abierto a la negociación, a aportaciones de los grupos políticos “siempre que sean para mejorar el texto, nunca para descafeinarlo”. Así el plan, tal y como recoge la iniciativa, desarrolla varias líneas de fuerza. En primer lugar, dejar clara la titularidad pública y promover el compromiso estatal de reconocer a Navantia y al sector naval como un sector estratégico para el Estado y para Cádiz por el impacto que tiene en la generación de empleo directo e indirecto en la Bahía.

En este sentido, plantea abordar las inversiones necesarias que permitan afrontar los próximos contratos con el Ministerio de Defensa y otros potenciales clientes de la SEPI, así como agilizar las negociaciones para firmar un acuerdo con el Gobierno de Arabia Saudí para la construcción de cinco corbetas en los astilleros de Cádiz que garantizarían cinco años de trabajo.

El diputado socialista ha insistido también en que “queremos un rejuvenecimiento y ampliación de plantillas como mecanismo necesario para los desarrollos futuros, como garantía de mantenimiento de todos los centros y de las plantillas”. “Queremos que se aumente la inversión en investigación y desarrollo tecnológico, potenciando las líneas de negocio preferentes y que se abran nuevos usos de comercialización y se busquen mecanismos para la regulación y fidelización de la industria auxiliar, así como que se elabore un plan integral de formación que afiance la cualificación profesional”, indica.

“En definitiva, apostar por la inversión tecnológica y productiva y por el futuro del sector como tractor de la actividad industrial en la Bahía de Cádiz y su área de influencia”, ha concluido.