Tras problemas burocráticos que impidieron su adjudicación meses atrás, el Gobierno municipal volverá a llevar al Pleno Ordinario del mes de septiembre, que se celebra este jueves a las 18.00 horas, una propuesta para el inicio de procedimiento para la adjudicación de la concesión del uso privativo de parcela de propiedad municipal sita en Novo Sancti Petri (ECD PPRT-47 Torrenteras) para la construcción y posterior gestión de centro de enseñanza, mediante procedimiento abierto y concurso. En este sentido, el delegado municipal de Contratación y Patrimonio, Joaquín Guerrero, recuerda que, “en la anterior convocatoria, el grupo de inversores ‘El Novo Sancti Petri School, S.L.’, que a finales del pasado año nos presentó el proyecto básico para la construcción de un colegio en la zona del Novo, no contaba con toda la documentación necesaria para que la mesa de contratación pudiese adjudicar dicha concesión administrativa”. “Por ello, teniendo en cuenta el interés de este grupo de inversores por llevar a cabo dicho proyecto, volvemos a traer el expediente a Pleno para iniciar nuevamente el proceso de adjudicación”, aclara.


“No es la primera vez que se lleva a Pleno un expediente similar para la construcción de un centro educativo, puesto que durante las dos etapas del PP al frente del Gobierno municipal (2008 y 2012) ya salió a licitación la concesión administrativa de la parcela destinada a equipamientos del Novo y en ambos casos quedó desierto el concurso, mientras que en la tercera y última ocasión, esta pasada primavera, sí había una oferta, pero la falta de documentación impidió su adjudicación”, explica el responsable de Contratación y Patrimonio, quien recuerda que “la ejecución del proyecto básico ya supone para este grupo de inversores un desembolso económico en estudio de arquitectura, por lo que no se trata de un simple interés, sino que ya se ha trabajado en ello previamente”.

Hay que destacar que el pliego de condiciones para la concesión administrativa de la parcela que albergaría este centro educativo es el mismo que se aprobó en el Pleno del pasado mes de febrero. En este sentido, recordar que el colegio se instalaría sobre algo más de la mitad de una parcela de 80.000 metros cuadrados en el Novo Sancti Petri, frente a la iglesia y  la residencia de mayores, y catalogada como de uso educativo, en concreto, ocuparía 43.000 metros cuadrados. Asimismo, indicar que el expediente que se llevará a Pleno será relativo al uso privativo de la parcela de propiedad municipal, para la construcción y posterior gestión de centro de enseñanza de educación Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato, conforme al proyecto básico redactado por los arquitectos  Mercedes Jurado Aragón y José Manuel Varo Llamas, presentado por ‘El Novo Sancti Petri School, SL’, sociedad que tendrá la consideración de peticionario inicial. De esta forma, la concesión se adjudicará, mediante procedimiento abierto y concurso.

En cuanto al plazo de la concesión, éste será de 75 años, sin posibilidad alguna de prórroga. De esta forma, al término de la concesión, o resuelta por alguna de las causas establecidas en el pliego, la parcela objeto de esta concesión y la totalidad de las edificaciones e instalaciones existentes en la misma se entregarán al Ayuntamiento en perfecto estado de conservación y limpieza, aptas para su uso como centro docente, y libre de cualquier carga o gravamen. Además, el canon de licitación será de 25.000 euros anuales.

Por otro lado, en cuanto a los criterios de adjudicación, indicar que se otorgará hasta 55 puntos al proyecto de gestión educativa, 20 puntos al proyecto de gestión organizativa; y hasta 25 puntos al canon ofertado. Y en caso de empate a puntos entre dos o más empresas, tendrá preferencia de adjudicación aquella que haya acreditado disponer, al menos de un 2 por ciento de trabajadores con discapacidad en grado igual o superior al 33 por ciento, así como que se trate de una empresa de inserción.

“Pretendemos que esta iniciativa sea un motor para la regeneración económica de nuestra ciudad, ya que contribuirá a la creación de numerosos puestos de trabajo. Así, aunque desde este equipo de Gobierno apostamos por la educación pública, tal y como se demuestra con las continuas inversiones por mejorar los colegios públicos existentes en nuestra ciudad, no podemos negarnos a que inversores interesados en construir un centro educativo privado puedan hacerlo, sobre todo, porque estamos hablando de la creación de puestos de trabajo, tanto en la construcción del centro como en su posterior gestión”, incide Joaquín Guerrero, quien añade que “estamos hablando de una inversión prevista que, según el proyecto básico, superaría los 30 millones de euros, a lo que habría que sumar posteriormente los puestos de trabajo permanentes en cuanto a docentes, mantenimiento, seguridad, etcétera…”.

Compartir con: