publicidad


El Pleno de la Diputación Provincial ha aprobado por unanimidad la propuesta del Grupo Socialista que reclamaba a la Junta de Andalucía el desbloqueo y la resolución definitiva de los programas de fomento del empleo establecidos para los distintos ayuntamientos de la provincia y que el Gobierno presidido por Susana Díaz dejó aprobados antes de las elecciones del pasado mes de diciembre.  Con esta medida se haría posible la inmediata selección del personal que debe ser contratado al amparo de todas estas iniciativas, como la inmensa mayoría de ayuntamientos de la provincia ya vienen demandando. De la misma manera, la iniciativa socialista plantea la “aprobación urgente” de un plan de empleo especial y específico para la provincia de Cádiz, en lógica respuesta a los compromisos hechos públicos en este sentido, de manera reiterada, por dirigentes del Partido Popular antes de las citadas elecciones.

publicidad


La propuesta del Grupo Socialista recuerda que la Diputación ha situado, junto al reforzamiento de las políticas sociales y la asistencia a los pequeños municipios, al empleo como su principal prioridad. En el apartado específico del fomento del empleo, las sucesivas ediciones del Plan de Cooperación Local y del Plan Invierte han supuesto una inversión global superior a los 56 millones de euros procedentes de recursos propios, una cantidad desconocida y que ilustra de la prioridad que para este Gobierno provincial ha significado el impulso de la generación de puestos de trabajo. Hoy mismo, la sesión ha incluido la aprobación de una nueva edición del Plan Estratégico para el Desarrollo Socioeconómico y Empresarial, una herramienta con un evidente impacto en esta materia.

La diputada de Empleo, Ana Carrera, ha sido la encargada de defender la propuesta socialista en la Sesión Plenaria de esta mañana y ha recordado la incongruencia de que existan herramientas aprobadas y pendientes solo que los distintos ayuntamientos reciban las correspondientes resoluciones para que puedan efectuarse centenares de contrataciones, mientras la provincia continúa padeciendo unos niveles de paro muy elevados. “No parece de recibo que, cuando esta provincia cuenta con más de 155.000 desempleados, el Gobierno de Moreno Bonilla mantenga paralizados planes de empleo por valor de unos 36 millones de euros que son firmes, están aprobados definitivamente y solo esperan una decisión política para hacerse efectivos”, ha explicado.

Esta propuesta incluía un segundo apartado, igualmente respaldado por unanimidad del Pleno: la reclamación de un plan especial de empleo para la provincia de Cádiz, en respuesta de la promesa electoral realizada de manera reiterada tanto por el hoy presidente de la Junta como por otros candidatos del PP gaditano. “No nos pidan 100 días de cortesía para el Gobierno de la Junta. No al menos en este asunto, porque su promesa fue clara y reiterada: la primera reunión del Consejo de Gobierno iba a incluir un plan especial de empleo para esta provincia”, ha afirmado Ana Carrera, quien ha añadido que “las decenas de miles de desempleados gaditanos no están para esperar 100 días sino para exigir que se cumplan los compromisos con los que se concurren a las elecciones. Hoy no vale escudarse en excusas, porque ustedes no dijeron que iban a aprobar un plan de empleo especial para esta provincia a los 100 días de la toma de posesión, sino en el primer Consejo de Gobierno, algo que no han hecho”.