31 municipios de la provincia ya pueden iniciar los trámites administrativos de licitación y contratación para las obras que van a desarrollarse con cargo del Plan Invierte 2018, que costea la Diputación. Hoy el Pleno, presidido por Irene García, de manera extraordinaria y urgente, ha respaldado los proyectos de actuaciones para que estas localidades puedan ya poner en marcha el siguiente proceso administrativo, sin tener que esperar a la celebración del próximo Pleno Ordinario de la Diputación, lo que permite acelerar los trámites y aumentar los plazos para la ejecución y justificación de los trabajos. Esta aprobación inicial cuenta con 110 obras a propuesta de los ayuntamientos.

Este tercer Plan Invierte está dotado con once millones de euros que se distribuyen por criterio de población y se obtiene de los remanentes positivos de tesorería que ha obtenido la entidad provincial la liquidar los presupuestos de sucesivos ejercicios. Los municipios menores de 20.000 habitantes cuentan con 150.000 euros y los de mayor tamaño con 375.000 euros. Mientras, las entidades locales autónomas recibirán 50.000 euros. Las inversiones aprobadas hoy suponen 7,7 millones del total del Plan.

Una de las ventajas de este plan es la flexibilidad con que cuentan los municipios y ELA para invertir el dinero que reciben de la Diputación, con la única salvedad que marca la ley, de que han de ser inversiones sostenibles. Así mientras algunos ayuntamientos han optado por destinar todo el presupuesto a una única actuación, como Zahara de la Sierra, Setenil, La Línea o Los Barrios; otros han dividido la asignación hasta en siete actuaciones, como es el caso de Espera

Para la aprobación inicial de estas obras ha sido necesario también ratificar una modificación presupuestaria para destinar los fondos del presupuesto a este programa. Los tres puntos del orden del día se han aprobado por unanimidad y sin debate. Los municipios que aun no han podido completar sus expedientes para este pleno tendrán que aguardar a una próxima sesión.

Como es conocido, este Plan persigue una doble finalidad: la mejora de infraestructuras y servicios en los municipios y, especialmente, la dinamización económica para fomentar el empleo. Entre las tres ediciones del Invierte los ayuntamientos han recibido un total de 35 millones de euros: los municipios menores de 20.000 habitantes han recibido más de medio millón de euros para obras; los mayores, más de 1,2 millones de euros; y las ELAs, un total de 175.000 euros. Todo ello gracias a una eficiente gestión económica de las arcas provinciales que han propiciado el superávit económico con el que se financia el Plan.

Compartir con: