El Pleno de Diputación ha aprobado el presupuesto del año 2016. Esta validación inicial ha salido adelante con los votos a favor de PSOE y PA, la abstención de IU y Ganemos Jerez, y el rechazo de PP y Por Cádiz Sí Se Puede. Tras esta decisión plenaria, y una vez publicado el anuncio sobre dicha aprobación en el Boletín Oficial de la Provincia de Cádiz, se abre un plazo de exposición pública de 15 días para la presentación de reclamaciones. Si no se cursan alegaciones el presupuesto alcanzará la aprobación definitiva; si se presenta alguna reclamación esta aceptación final quedará supeditada a un nuevo debate del Pleno de Diputación.

El presupuesto ordinario, es decir considerando únicamente las previsiones de la entidad matriz, contempla una dotación de 218.135.902,17 euros; en sus cifras consolidadas, incluyendo por tanto las estimaciones de las empresas públicas y organismos autónomos dependientes de Diputación, el apartado de ingresos se sitúa en 235´6 millones de euros y el de gastos en 232´8 millones de euros.

El responsable del área de Servicios Económicos, Jesús Solís, ha explicado las directrices del presupuesto ante la sesión plenaria. “Realista”, “responsable” implicado en la solución de los problemas de la provincia de Cádiz, sobre todo en los pequeños municipios”, han sido algunas de las valoraciones de Solís en relación al primer presupuesto diseñado por el equipo de gobierno que lidera Irene García.

Jesús Solís ha defendido la provisión de 12´5 millones para el área de Empleo. Una cuantía que asegura -al menos- 6 millones de euros para activar programas de fomento de empleo: la segunda edición del Plan de Activación Profesional, un programa de inversiones para todos los municipios de la provincia de Cádiz e incentivos a empresas creadoras de empleo.

Los más de 20 millones de euros para políticas sociales, administradas desde el área de Igualdad y Bienestar Social, también han sido referidos por Jesús Solís, junto a los casi 30 millones de euros dedicados a la promoción de infraestructuras consignados en el área de Desarrollo, Innovación y Cooperación Local. El responsable de Asuntos Económicos ha valorado, además, la reserva de 13´5 millones de euros a disposición del área de Desarrollo Económico y Servicios a la Ciudadanía que repercutirán en sensibles incrementos presupuestarios para la Fundación Provincial de Cultura y los programas deportivos.

Al final de su exposición, y como epílogo tras los turnos de réplicas y contrarréplicas, Solís ha precisado la importancia de concretar un presupuesto ajustado a la realidad. En este sentido, ha reprochado las previsiones fallidas de anteriores ejercicios como el de 2014, ya verificable tras la liquidación del presupuesto de dicho año: los créditos finales del presupuesto de 2014 crecieron hasta los 254 millones de euros si bien -según ha indicado Jesús Solís- los derechos reconocidos netos se cifraron en 206 millones, es decir, 48 millones menos que no se ingresaron; en el apartado de gastos –donde se contienen las inversiones productivas- de la previsión de 254 millones sólo se aplicaron 202, quedando sin ejecutar 52 millones de euros.