El portavoz municipal del Partido Popular de Cádiz, Ignacio Romaní, junto a los miembros del Comité Local José Carlos Teruel y José Manuel Cossi, ha mantenido esta tarde una reunión con los representantes de la Asociación de Empresarios de la Costa de Cádiz, José Antonio Medina, Iván Periano y José María Rico.


La reunión se celebraba a petición de la formación política con el objeto de conocer de primera mano la visión de quienes son, a su juicio, “principales afectados por el problema causado en este ámbito”. Los empresarios que acudieron a la cita también han podido intercambiar opiniones y distintos puntos de vista sobre la situación actual de este sector “importante para la ciudad y que contribuye con una oferta de calidad a que nuestras playas consigan los importantes distintivos y reconocimientos como la Q de Calidad” según indicaron.

El Partido Popular ha vuelto a calificar a estos empresarios como “terceros de buena fe a los que se les está sometiendo a una inseguridad jurídica debido a la incapacidad de gestión de este problema por parte de Podemos y el Equipo de Gobierno”. Los representantes populares indicaron que “mediante un decreto, el alcalde ha permitido esta situación, y por lo tanto renunciado a la gestión de la concesión del dominio que sustentaba el ordenamiento de los chiringuitos. Por eso mismo cuando nos referimos al decreto de privatización de nuestra playa al único responsable al que apuntamos es a quien firmó ese decreto de privatización de las playas, que no es otro que el alcalde de esta ciudad, rozando la ilegalidad con este acto”.

Los representantes populares insistieron en que “no consideramos responsable en ningún caso de la privatización de nuestras playas a aquellos concesionarios que se han presentando a un pliego, si no única y exclusivamente a la ineficacia de un alcalde a la hora de gestionar algo que es un patrimonio de de todos los gaditanos”

El Partido Popular ha vuelto a expresar esta tarde su preocupación por esa inseguridad jurídica a la que han sometido a los concesionarios de los chiringuitos y por lo tanto a todos sus trabajadores, y ha mostrado su total voluntad de ayudar a reconducir toda esta ineficacia en la gestión provocada por Podemos y el alcalde.

La Asociación de Empresarios de la Costa de Cádiz ha dejado constancia por su parte de “la importancia que tiene este sector en la ciudad de Cádiz, tanto de cara al servicio que prestan de calidad al turista y al gaditano como por ser generador de un amplio número de puestos de trabajo. Del mismo modo han mostrado su “voluntad inequívoca -en cualquier caso y bajo cualquier situación administrativa- de mantener su compromiso de pagos con la ciudad, tal y como venían reflejado en los pliegos”. Desde la entidad se entienden que han seguido los procedimientos legales que se les han ido indicando por las distintas administraciones competentes y se consideran por tanto terceros de buena fe ante esta problemática a la que ellos jamás hubieran querido llegar, siendo ellos parte perjudicada.

Desde el Comité Local del Partido Popular se ha tendido la mano para buscar la mejor solución de cara que esta problemática no genere menoscabo alguno para en “un sector generador de empleo y que mantiene una oferta turística de calidad en la ciudad”.

Compartir con: