Redacción | Chiclana.- El Partido Popular defiende el trabajo que está realizando la plantilla de Servicios Sociales, “pese a las circunstancias en las que se está viendo obligada a trabajar por culpa del Gobierno municipal del PSOE”.

Así, afirma que “la labor que realiza el personal de Servicios Sociales es impecable, con una dedicación y un trato profesional de primer orden. En especial el de las trabajadoras sociales que trabajan con verdadera vocación para resolver los problemas de las personas que lo están pasando peor”.

Sin embargo, censura el trato que reciben, pues “el propio delegado municipal de Servicios Sociales,  tal y como él mismo reconoció, las ninguneó nada más llegar, al entregar de manera arbitraría vales de alimento sin el control de las trabajadoras sociales, todo sin tener competencia para ello, pues no hay que olvidar que supuestamente actuó saltándose la legalidad, al no respetar los trámites establecidos por normativa”.

Asimismo, desde el PP se indica que “el trato que recibe la plantilla del Gobierno municipal del PSOE se refleja en que en la actualidad recae todo el peso en la mitad de las trabajadoras, ya que cuatro se encuentran de baja y la contratación del trabajador social de emergencia ha durado escasos meses. La emergencia social se trata dignamente contratando al personal suficiente por necesidades de servicios, en vez de contratar a cargos de confianza innecesarios y con vinculación familiar y política al PSOE. Menos contratar al socialista Manuel Chozas y al abogado que trabaja para el PSOE y más apostar por los servicios públicos”.

En esta línea, desde el PP se expone que “tratar bien a los funcionarios municipales es proporcionarle el entorno adecuado para realizar su trabajo con dignidad, ya que las actuales instalaciones, a parte de la falta de espacio, son un  nido de cucarachas y ratones. Pero ante esto, ya hace casi un año que el nuevo edificio está acabado y, sin embargo, aún no se ha realizado el traslado, a pesar de que el propio Gobierno local anunció su apertura en  noviembre y enero”. Una actitud que, según la edila, responde a que “como denunciamos, están dejando que se deteriore para echar las culpas a las prisas del gobierno del PP, que no fueron otras, que las exigidas en cuanto a plazos en el convenio de última prórroga firmado con la Junta de Andalucía”.

El retraso en la apertura del nuevo Centro de Servicios Sociales está provocando que “el edificio, de estar cerrado, se esté deteriorando, y de eso sabe bastante el PSOE, que ya tiene en su haber el centro salud  de Los Gallos y el edificio de la Plaza Mayor, por ejemplo. Si el edificio no se abrió por parte del Gobierno del PP en el anterior mandato, no fue por falta de trabajo o por compromiso, sino porque las obras finalizaron en abril de 2015 y la elecciones fueron en mayo, por lo que no hay que olvidar que la ley electoral no permite inaugurar instalaciones, algo que hubiese sido tachado de oportunismo político”.

Anticipos de caja

En cuanto a los anticipos de caja, la formación relata que “el PP, en su labor de control de Gobierno municipal, solicitó por registro de entrada la justificación de dichos anticipos, es decir, de las facturas que lo justifican, ya que no hay que perder de vista que es dinero público. Ante esto contestaron que nos daban vista y copia de los mismos en la Tesorería General del Ayuntamiento, donde acudimos miembros del grupo municipal del PP a fiscalizarlos, encontrándonos en algunos casos, que en vez de facturas había un post-it rojo justificando un alquiler y recibos a mano de los propios usuarios justificando pagos de alquileres, gasolina, facturas de maletines de peluquería, etcétera, y así pueden atestiguar nuestra presencia los funcionarios municipales que amablemente nos atendieron y nos proporcionaron las copias, a las cuales teníamos derecho”.

Para el Partido Popular “esto es más de lo mismo, dentro de la política partidista y chanchullista del PSOE de hace 30 años, como aquellas servilletas con recomendaciones de nombres para el Plan Local de Empleo Social (PLES) que supuestamente se hicieron, mientras se perjudica con estas arbitrariedades al resto de la población que pasa por las mismas o peores dificultades. El PSOE cuando gobierna, gobierna exclusivamente para los suyos. Dicen que no estamos a la altura de jugar en primera división y ellos se pensarán, haciendo un símil de un expresidente socialista, que estarán en la Champions League”.

Finalmente, el PP reclama “al delegado Francisco Salado, el cual ha aprendido muy rápido a utilizar el insulto fácil y a usar frases hechas de antaño,  que trabaje y gestione para todos, ya que la ciudadanía está muy cansada de la política bajunera a que nos tiene acostumbrados el PSOE”.