Redacción | Chiclana.- El Partido Popular ha denunciado hoy en rueda de prensa la situación a la que está llevando a los Servicios Sociales el Gobierno municipal del PSOE que encabeza el alcalde José María Román, “pues hemos tenido que acudir a la justicia porque se nos niega el derecho fundamental a la información de vales de comida entregados supuestamente de manera arbitraria, tenemos la nueva sede de Servicios Sociales sin abrir, después de que el PP terminó la obra en menos tiempo del que está tardando el PSOE en realizar la mudanza, y ahora detectamos la peculiar manera en la que se están usando los anticipos de caja para conceder ayudas de emergencia social”, afirma el portavoz popular, Andrés Núñez.

La concejala Ana María Bertón manifiesta que “los anticipos de caja son un dinero efectivo que, por petición de los funcionarios, pasa a manos de los usuarios correspondientes”. Una vía de concesión de ayudas que, según denuncia, “a la que la Recaudación municipal se opuso durante nuestra etapa en el Gobierno local, pues no consideró oportuno que utilizáramos este sistema como medio de pago por cuestiones de emergencia social”.


Sin embargo, desde el PP censuran que ahora “nos encontramos con que se están usando anticipos de caja y faltan las justificaciones”. Así, Bertón subraya que “en el primer consejo local de Servicios Sociales, el delegado municipal de Servicios Sociales explicó que se iban a usar para atender emergencias sociales, y que habría una trabajadora social contratada para ello, para decretar la situación de emergencia. La realidad es que esa funcionario ha estado varios meses, pero desde entonces está vacante dicho puesto”.

Igualmente, la edila popular relata que “cuando solicitamos información de para qué se están concediendo, en los expedientes observamos que las justificaciones para su concesión son un poco llamativas”. En esta línea, expone que “estos anticipos hay que justificarlos con una factura, y nos encontramos que hay justificaciones que únicamente son un post-it rojo, y con ello se justifica un recibo de alquiler”.

Bertón subraya que “se han concedido anticipos de caja para pagar tres meses de alquiler, cuando hay una Delegación Municipal de Vivienda dedicada a ello. Así, que mientras que hay quien tiene que cumplir los requisitos exigidos y realizar un papeleo, hay otros que no. El Ayuntamiento no puede admitir que se esté dando esta desigualdad de condiciones, porque no se está dando el mismo trato a todos los chiclaneros por igual. El Gobierno del PSOE discrimina y hace que haya chiclaneros de primera y de segunda”.

En este contexto, el Partido Popular defiende que “no se puede gastar el dinero de los Servicios Sociales en pago de alquiler, cuando hay una Delegación de Vivienda que se dedica a ello, máxime cuando hace poco se ha realizado una modificación de crédito para seguir pagando el recibo a quienes más lo necesitan. A los ciudadanos hay que tratarlos en igualdad de condiciones y la discrecionalidad del PSOE es la que denunciamos, porque estamos de acuerdo en que se ayude a aquellas personas que lo precisan, pero siempre dentro de la legalidad y garantizando la igualdad de oportunidades”.

Pero la cosa no queda ahí, según los populares, ya que “también nos encontramos con anticipos de caja que son pagos de material escolar, cuando hay un campaña específica para ello que se hace a través de los centros escolares, y siempre previa factura. Aquí nuevamente se infringe el principio de igualdad, pero es que también llama la atención que se ha sufragado material para centros de Secundaria, cuando el Ayuntamiento no ha publicitado esas ayudas, con lo que ha infringido nuevamente el principio de igualdad. No se puede consentir que haya ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda”.

Otro ejemplo de justificación “llamativa” se halla “en que hay justificaciones que se realizan en una hoja cuadriculada de cuaderno, con lo que hay que hacer un acto de fe de que el dinero público se está utilizando debidamente y con un buen fin social”. Para Ana María Bertón, “los funcionarios no pueden admitir este tipo de justificaciones, porque se está permitiendo una discriminación, y la igualdad de trato debe primar, sobre todo en estos asuntos”.

Por su parte, Andrés Núñez recalca que “en esta hoja de cuaderno se expone que no se presenta factura porque desde Servicios Sociales no se le ha dicho que tiene que presentar justificante. Desde el Ayuntamiento se acepta esta declaración, por lo que hay que pedir explicaciones al Gobierno municipal, para saber si se está informando a los usuarios de que hay que justificar las ayudas”.

Núñez reseña que “entendemos que hay situaciones de emergencia que precisan una actuación rápida, pero lo que no comprendemos es que se sufraguen ciertas cosas que, seguro son importantes, pero seguro también puede que no presenten la urgencia que se ha de atender con estos anticipos de caja”.

Finalmente, el también presidente del PP chiclanero incide en que “vemos demasiadas lagunas en la concesión de estas ayudas. Entendemos que la política social es piedra angular del Ayuntamiento, y el PP multiplicó por cuatro las ayudas en su mandato, pero ese dinero tiene que repartirse de manera controlada, según los cauces legales y los procedimientos establecidos, para no fomentar la desigualdad de oportunidades. No podemos olvidar que hablamos de dinero público y que no se puede gestionar así, por lo que exigimos explicaciones del alcalde, José María Román, y de quien corresponda”.

Compartir con: