El Partido Popular ha solicitado nuevamente al Gobierno local de José María Román que “sea transparente y dé a conocer el contrato del nuevo gerente socialista de Emsisa, Manuel Chozas”.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento, Andrés Núñez, afirma que “después de que el PSOE ha optado por usar el dinero público para realizar una contratación a todas luces innecesaria para contratar a gente de su formación, lo menos que puede pedirse es que, dado que se trata de un cargo público, se informe sobre dicha contratación”.

Así, Núñez asegura que «a pesar de que el representante del Partido Popular en EMSISA Fernando Martín ha solicitado dicho contrato hace más de una semana, y a pesar de que como consejero tiene derecho a obtener toda la información de la empresa, aún no se le ha facilitado dicho contrato». Núñez recuerda que desde hace casi una década las labores de gerente las viene realizando el propio personal municipal, por lo que no ha supuesto sobrecoste alguno para las arcas municipales».

Es por ello por lo que desde las filas populares se exige que “se deje de ocultar información y a la mayor brevedad se convoque tanto un consejo de administración y una junta general de EMSISA al objeto de dar luz a esta situación». En este sentido el edil popular recuerda que el problema no está sólo en la ocultación del contrato de Manuel Chozas, sino que además éste reconoce expresamente que gestiona otras empresas con objeto social similar al de Emsisa, por lo que hay un evidente choque de intereses entre lo público y lo privado, más aun cuando el citado gerente firma y sella documentos relativos a Emsisa con sus datos como administrador de fincas».

Los populares han exigido tanto al alcalde como a la delegada del área Carmen Jiménez que se pronuncien al respecto, «ya que su silencio muestra una complicidad sonrojante con esta situación».

Asimismo, el concejal del Partido Popular reseña que “al mismo tiempo que se lleva a cabo este oscuro contrato, con un coste aproximado de 70.000 euros anuales para las arcas municipales, curiosamente, el PSOE dice que el Ayuntamiento no tiene liquidez y que las cuentas están tan mal, y que por eso va a subir impuestos a los chiclaneros, pero el alcalde José María Román decide colocar como gerente a una persona externa que va a suponer un sobrecoste”.

Núñez añade que “precisamente esta contratación es la que provoca que los ciudadanos tengan que asumir una subida del IBI y de impuestos y recortes en otros servicios, porque Román busca más liquidez de la que ya tiene el Ayuntamiento para pagar sueldos de miembros del PSOE, partido que todavía no ha entendido que no se puede derrochar el dinero público”.

Finalmente, Andrés Núñez incide en el hecho de que “para mayor falta de respeto a Chiclana, se  ha despedido a dos trabajadores de la Delegación Municipal de Deportes, en un hecho que contrasta con el gasto de 70.000 euros para contratar al socialista Manuel Chozas”.