publicidad


El Partido Popular (PP) de San Fernando ha solicitado nuevamente al gobierno municipal que adapte el cobro del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) al mes de noviembre tal y como, hasta el año 2017, fue la norma del Ayuntamiento.

El presidente y portavoz de los populares isleños, José Loaiza, ha recordado que en todas las localidades de la Bahía, el periodo de pago del segundo recibo del IBI se amplia hasta noviembre y no como sucede en San Fernando en donde la fecha máxima del pago voluntario concluye el 7 de octubre.

“¿Y es tan importante retrasar un mes el cobro de este impuesto? Lo es, y así lo siguen reclamando los isleños, puesto que ocasiona perjuicios en la economía familiar y de las pequeñas empresas”, afirma. 

De hecho, en el mes de octubre, muchas familias, además de los gastos habituales, tienen otros extraordinarios como, por ejemplo, material escolar, uniformes o matrículas académicas. Y en el caso de autónomos y PYMES, el pago de los trimestrales del IVA, IRPF y pago a cuenta de sociedades, lo que se agrava con este adelantamiento del pago semestral del IBI.

Este hecho llevó al PP a presentar dos mociones, en septiembre de 2017 y en febrero de 2018, pidiendo al ejecutivo que preside la socialista Patricia Cavada retrasar hasta noviembre el recibo del IBI. En ambas ocasiones, las medidas acordadas fueron aprobadas por la mayoría plenaria acordándose la ejecución de la medida planteada por los populares.

No obstante, tal y como sucede desde 2015, fecha en la que Cavada accede a la Alcaldía, aquellas mociones aprobadas en el Pleno que no son del interés del PSOE, no son puestas en marcha quedando paralizada la tramitación de las mismas.

“Pensamos que además de ser un desprecio a la voluntad ciudadana, a la verdadera participación, es una dejación de funciones que politiza el máximo órgano de decisión municipal, como es el pleno”, alerta Loaiza

El gobierno de Patricia Cavada se ha caracterizado durante los más de cuatro años que lleva al frente del Ayuntamiento por utilizar partidistamente la institución y, especialmente, el Pleno municipal en el que están representados todos los isleños, “no exclusivamente aquellos que votaron al PSOE, ni siquiera a aquellos que votaron fuese al partido que fuese; sino a la totalidad de la población de La Isla”. Como dicta la Ley, el Pleno es “el órgano de máxima representación política de los ciudadanos en el gobierno municipal”. 

Por tanto, desde el PP se exige a Patricia Cavada respeto por las decisiones plenarias, que aleje de los órganos institucionales el partidismo y los intereses políticos y entienda que todo lo que se aprueba en el Pleno es fruto de la soberanía ciudadana. 

“El Pleno –concluye Loaiza- no puede servir de coartada al gobierno para determinadas cuestiones, mientras deja en el cajón las mociones aprobadas”.