La diputada regional del PP, Ana Mestre, llevará al Parlamento andaluz la situación que sufren los alumnos con necesidades educativas especiales en relación a las actividades extraescolares organizadas por los centros.


Estos niños ven mermados sus derechos respecto al del resto de alumnos, ya que los monitores que les atienden solo están contratados por la Junta de Andalucía, según la propia administración, para prestar sus servicios en horario lectivo y en las instalaciones del propio centro.

Ana Mestre, que mantuvo una reunión con representantes del AMPA del CEIP San Ignacio a la que también asistió la senadora isleña Mª José de Alba y los concejales Carmen Roa y Daniel Nieto, manifestó su intención de exigir al gobierno de Susana Díaz “un cambio inmediato en las políticas sociales que permitan una igualdad efectiva entre los niños y niñas de Andalucía. “A Susana Díaz y al PSOE se le llena la boca hablando de inclusión e igualdad, sin embargo después te encuentra con casos como el denunciado por estos padres”, aseguró. Aludió así la parlamentaria popular al caso vivido recientemente en el colegio San Ignacio donde el AMPA ha tenido que abonar el coste de los monitores (44,65 euros) para que pudieran acompañar a los alumnos de Educación Infantil y del primer ciclo de Educación Primaria a una excursión a una granja escuela.

En el encuentro, las representantes del AMPA también denunciaron la falta de personal existente en las aulas específicas de los centros públicos que cuentan con esta prestación, y que son el Erytheia, Casal Carrillo, San Ignacio, Raimundo Rivero, Camposoto, La Ardila y Elcano.

“Exigimos a la Consejera de Educación un cambio urgente de criterios y que realmente comience a darse en nuestros centros educativos una igualdad e inclusión plena”, manifestó.

Compartir con: