Costa Cádiz Comunicación

El PP pide al alcalde que exija responsabilidades a la Junta tras las mentiras sobre el tranvía

El PP pide al alcalde que exija responsabilidades a la Junta tras las mentiras sobre el tranvía
04 abril
11:00 2017

Redacción | El Puerto.- El Partido Popular ha comparecido hoy en rueda de prensa para volver a abordar el retraso en la puesta en marcha del tranvía, después de que haya expirado el plazo dado por la Junta de Andalucía, pues cabe recordar que el delegado territorial en Cádiz, Fernando López Gil, aseguró que “antes del 31 de marzo los chiclaneros ya podrían comprar los billetes”

El presidente del Partido Popular, Andrés Núñez, ha afirmado que “estamos ante una nueva demostración de las mentiras del PSOE sobre un proyecto como el tranvía. Llevamos muchos años de promesas, donde cada día se demuestra más la improvisación de la Junta de Andalucía, gobernada por el PSOE, que está jugando con los chiclaneros y los habitantes de la Bahía de Cádiz”.

Núñez mantiene que “el futuro del tranvía no es una cuestión que pueda estar el impulso del Partido Popular, sino que compete a la ciudad de Chiclana. Es un proyecto que lleva 11 años en tramitación, que nos ha cortado a la ciudad por la mitad, que el efecto en cuanto a generación de empleo ha sido negativo, por el impacto para los comerciantes, que ha generado un gran problema de tráfico en el entorno de la Alameda Solano y, con todo esto, Chiclana está absolutamente desprotegida, porque el alcalde, José María Román, está protegiendo a su partido, que gobierna en la Junta de Andalucía, pues es incomprensible que no ponga el grito en el cielo y pida la destitución inmediata del delegado territorial de la Junta, Fernando López Gil”.

Igualmente, el también portavoz del PP en el Ayuntamiento, asegura que “está callado en elementos menores, pero que afectan en el día a día de los chiclaneros, como con el adoquinado usado en las rotondas del tranvía. Por eso pedimos que deje de defender a su partido y ponga por delante el interés general en Chiclana, porque esa actitud no es honrada, no es decente”.

Desde el PP recuerdan que “nosotros propusimos otro trazado, pero una vez que se impuso éste por parte de la Junta de Andalucía, el tranvía tiene que estar funcionando ya, y no puede ser que tanto el alcalde como el delegado municipal de Tráfico, José Vera, estén callados, siendo cómplices y no exijan responsabilidades, sobre todo a López Gil, que ha mentido y se ha reído de los chiclaneros al asegurar que en marzo de 2017 iban a venderse ya billetes del tranvía, pues hay que ser de una pasta especial para ser capaz de soltar una medida de este calibre”.

Por su parte, la parlamentaria andaluza Teresa Ruiz-Sillero reseña que “hay una total improvisación en la ejecución y puesta en marcha del tranvía, hay mentiras y ocultación de datos. Y lo grave es que desde el Gobierno de la Junta de Andalucía conoce las trabas existentes para el funcionamiento del tranvía y las oculta. Estas trabas son la construcción de la subestación eléctrica para darle suministro a la línea 1 y, por otro, la construcción del apeadero del Río Arillo”.

Ruiz-Sillero destaca que “el 31 de marzo, es decir, el viernes salió publicado en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) el anuncio de la autorización provisional para la construcción de esta subestación y del suministro eléctrico, pero en el portal de contratos de la Junta de Andalucía aún está abierto el plazo, que  termina el 17 de abril próximo. Está, por tanto, en fase de presentación de los proyectos, pero es que en la redacción del proyecto se dice que se estima un plazo aproximado de 12 meses para construir esta subestación, con lo que, como muy pronto, el tranvía no tendrá suministro para funcionar hasta dentro de un año. Eso lo saben en la Junta, y lo sabe el delegado territorial Fernando López Gil, pero lo oculta. Y si se da la circunstancia de que quede desierta, habrá que empezar de nuevo el proceso”.

El segundo problema que destacan desde el PP “es la construcción del citado apeadero, cuya construcción  tiene un coste de 2,5 millones de euros. El plazo de ejecución estimado es de cinco meses, para construir dos andenes que se conectan a través de un puente elevado que sobrevuele las vías del ferrocarril, algo que supone construir un paso similar al existente en Bahía Sur, y aún no ha comenzado”.

Así, los populares consideran que “con estos dos impedimentos técnicos responsabilidad de la Junta de Andalucía el funcionamiento del tranvía está en el aire. Hablamos de 214 millones de euros de inversión, 100 millones de fondos FEDER y el restante de la Junta de Andalucía”.

El compromiso como diputada en el Parlamento de Andalucía, enfatiza, “es pedir aclaración al consejero de Fomento y Vivienda, para que dé fecha cierta del funcionamiento, diga el coste del billete y que explica los verdaderos problemas, porque igual hay más ocultos, porque Queremos saber la verdad, que no mientan más desde la Junta a los chiclaneros y que empiece a funcionar el tranvía ya, porque aún desconocemos el coste que tendrá para los usuarios”. Y es que el PP lamenta “esta chapuza, una improvisación absoluta por parte del Partido Socialista, porque la primera inversión se hizo en hace más de una década y ahora nos encontramos que todo está parado, al menos, por estas dos cuestiones”.

Por su parte, el diputado provincial y concejal Ernesto Marín manifiesta que “cuando estábamos en el Gobierno municipal estuvimos siempre muy encima, pues no nos fiábamos de la dirección de la obra del tranvía, porque iban produciéndose cambios tras cambios, hasta conseguir ciertas cosas”.

En esta línea, declara que “todo lo que padecemos ahora se veía venir, porque ha sido todo una vergüenza, como cuando López Gil salió diciendo que en marzo iban a estar vendiéndose ya los billetes. Él sabía que no había subestación eléctrica para que pueda circular el tranvía, pero prometió que antes del 31 de marzo iban a poder comprarse los billetes, lo que no dijo fue el año”.

Por otra lado, Marín inciden que “además hay una aceptación de las cosas que sorprende, porque se dijo que el tranvía que iba a lleva a los chiclaneros hasta Cádiz, pero luego se cambia y se acepta, y los chiclaneros tendrán que bajarse en el Río Arillo, con el tema medioambiental que rodea, por cierto, el apeadero que se piensa construir allí”.

En definitiva, Ernesto Marín sentencia que “llevamos 11 años de obras y de improvisaciones, y además tienen la desvergüenza de decir por escrito que en otra fase llegará hasta Jerez, cuando lo mejor es estar calladitos, y todo mientras en el Ayuntamiento no hay nadie en la Alcaldía que consiga que se respete a Chiclana en el tema del tranvía”.

 

Compartir con:
Compartir

PUBLICIDAD