publicidad


La medida persigue ayudar a los pequeños comercios en la época de más calor del año y ante la pérdida de ventas por la crisis de la COVID-19

La concejal del PP, María José de Alba, ha elevado al Gobierno de Patricia Cabada una propuesta para que , desde el Ayuntamiento, se lleve a cabo el entoldado de las principales calles peatonales de La Isla.

La iniciativa tiene como objetivo cubrir las principales calles peatonales y comerciales de San Fernando mediante toldos o elementos textiles, que proporcionen sombra y protejan a los viandantes de las inclemencias del tiempo durante el periodo estival. 

La propuesta persigue apoyar al comercio local “justo en el momento que mas lo necesita y cuando menos ayuda reciben del Ayuntamiento”. Además esta medida asume el compromiso europeo por un medio urbano sostenible, “ya que buscamos recuperar la calle como espacio de convivencia, fomentando la reactivación social y económica que provoca el comercio de proximidad. De esta forma también se harían más habitables nuestras calles peatonales, para que cualquier ciudadano que lo desee pueda visitarla sin inconveniente, además de ser un incentivo para el comercio en la época que el calor hace que más se resientan las ventas”.

Por ello, desde el PP se solicita la colocación de un sistema de cubrición para sombreado de las principales calles comerciales, entre los meses de mayo y octubre, cuando más incidencia de sol se produce. “Podría tratarse de un sistema de toldos fijos o separados de las fachadas a una distancia. Existen muchas formas de llevar a cabo esta iniciativa que, estamos convencidos, aportaría bienestar a la ciudadanía y beneficio a los pequeños comerciantes”.

Ciudades como Málaga, Ubrique, Huelva o Sevilla, por nombrar algunas, llevan años utilizando el entoldado de sus calles para amainar los efectos del calor en sus principales arterias. “Esperamos -concluye De Alba- que el Gobierno de Patricia Cabada asuma esta propuesta que, entendemos, se hace cada vez más necesaria. Tenemos la idea, el Ayuntamiento tiene el dinero para ponerla en marcha. El beneficio, por tanto, es incuestionable”.