publicidad


El PSOE aprobó las cuentas de 2020 antes de decretarse el estado de alarma por lo que no se ajustan a la realidad actual de San Fernando

El presidente local y portavoz del PP en el Ayuntamiento isleño, José Loaiza, ha anunciado la presentación de una enmienda a la totalidad de los presupuestos municipales elaborados por el Gobierno de PSOE y Ciudadanos para 2020.

Los presupuestos para el presente ejercicio económico, fueron llevados a pleno el pasado 5 de marzo siendo aprobados inicialmente solo por los dos partidos que conforman el ejecutivo que encabeza la socialista Patricia Cavada.

Loaiza afirma que las cuentas presentadas por PSOE y Ciudadanos, cuya redacción finalizó en febrero, son “injustas y ficticias” dadas las nuevas condiciones sociales y económicas planteadas tras la irrupción del Covid-19 en el panorama mundial.

De ahí que la finalidad de la enmienda presentada por el PP es la de “reorientar las cuentas municipales las necesidades reales de los isleños, poniendo los recursos municipales al servicio de las personas y, prioritariamente, al de aquellas que están sufriendo con más crudeza las consecuencias de esta crisis”.

La enmienda a la totalidad presentada por el PP se fundamenta en seis puntos. El primero de ellos es el incumplimiento del plazo de remisión del documento al Pleno, ya que como señala el propio Interventor municipal, el presupuesto debe ser abordado por la Corporación “para su aprobación, enmienda o devolución”, antes del 15 de octubre, y en el caso de San Fernando, el Gobierno no lo presentó hasta comienzos de marzo.

Otro punto es la nula voluntad de consenso y participación. La oposición municipal no ha podido realizar propuestas antes del inicio oficial del proceso de aprobación presupuestaria dado que no se les facilitó la información necesaria a tiempo. “Abogamos -dice Loaiza- por un replanteamiento e impulso de los presupuestos participativos, impulso a la administración electrónica y convocatoria de consultas populares para proyectos de gran envergadura, sobre aquellos que se financian con recursos propios”.

El tercer fundamento de la enmienda Popular es, sin duda, el más obvio: es un presupuesto de otra época y adolece de una falta de adaptación a la nueva realidad. El portavoz del PP lo explica claramente, al asegurar, que “el presupuesto nace muerto”.

“Cavada no puede pretender gobernar San Fernando a golpe de improvisación, con continuas propuestas de modificaciones de créditos. Debemos rectificar ya el presupuesto, adaptarlo a las nuevas necesidades, y aplicar el principio de prudencia en tiempos de crisis, eliminando gastos e inversiones innecesarias a la vez que siendo contundentes y diligentes en la ejecución del gasto social y de reconstrucción, tan necesario para la recuperación de la economía. Ahora es el momento de no llegar tarde a la realidad que tenemos por delante”.

Ni Turismo ni Empleo

La preocupante situación de falta de empleo en San Fernando no se deja entrever en el presupuesto. “No entendemos que el empleo y el turismo no formen parte de las grandes líneas de actuación a acometer por el equipo de Gobierno para este ejercicio 2020”, afirmó el edil.

Este abandono municipal de las políticas de empleo y del desarrollo turístico tiene su reflejo en las aplicaciones presupuestarias correspondientes. De hecho, del total de créditos iniciales del ejercicio (80.762.798,51 €) se han asignado al Área de Desarrollo Turístico y Empleo sólo un 1,44% de los recursos, un importe “ridículo” para la complicada situación laboral de la ciudad y que, además, contrasta con la gran capacidad de recursos financieros de que actualmente goza este Ayuntamiento.

A todo ello se suma el que, según el PP, el presupuesto consolida el incremento de la carga fiscal -el caso de la subida del 6% del IBI es especialmente gravosa en estos momentos de crisis económica y social- y, más aún, después de que el ejercicio 2019 haya terminado con 6,5 millones de euros de superávit y 13,5 millones de euros de Remanente de Tesorería. “No compartimos que se siga acumulando el dinero en las cuentas corrientes municipales, cuyos saldos han superado ya los 29 millones de euros, mientras sus ciudadanos ven mermadas sus posibilidades de consumo y su calidad de vida”.

Finalmente, José Loaiza argumentó que el presupuesto de 2020 elaborado por Patricia Cavada es “insolidario” al incrementar la presión fiscal sobre los isleños sin que esto repercuta en mejoras de los servicios públicos. “Cavada centra demasiado la atención en partidas innecesarias, asociadas a la mera estética urbana y de los edificios públicos, como los casi 400.000 euros gastados este año en mobiliario para el Ayuntamiento. Y, mientras, observamos con perplejidad año tras año, cómo se quedan sin invertir partidas de carácter social como la de ‘Ayudas económicas familiares’, de casi 120.000 euros; o la ‘potenciación de la actividad empresarial y emprendedora’, por importe de 40.760 euros”.

“Estamos de acuerdo en que, en momentos de crisis, hay que aplicar políticas económicas expansivas, y aumentar el gasto público para inyectar liquidez en la ciudad, pero esto no debe ser confundido con gastar en lujos innecesarios, que luego, por si fuera poco, también hay que mantener. Hay otras muchas formas de invertir el dinero público que serían mucho más adecuadas y productivas en períodos de crisis”, concluyó.