publicidad


Redacción | SAN FERNANDO.- El presidente y portavoz del PP en el Ayuntamiento de San Fernando, José Loaiza, ha solicitado al gobierno municipal que haga público un informe sobre el estado en que se encuentran una de las fincas más emblemáticas de La Isla, la antigua Cruz Roja.

La situación de abandono que presenta este inmueble de titularidad municipal, hace temer lo peor y que se declare su estado de ruina debido al paso del paso del tiempo y a la falta de un proyecto arquitectónico viable.

Ante los síntomas de abandono y falta de conservación de la finca, desprendimientos de la fachada incluidos, se inició un largo proceso de expropiación motivado, precisamente, por la falta de mantenimiento de la finca y el riesgo que entrañaba su deficiente conservación. En 2014, finalmente, la casa de la Cruz Roja comenzó a formar parte del patrimonio municipal.

el PP recuerda que en su mandato, el Ayuntamiento, inició igualmente la tramitación de las obras urgentes de consolidación, rehabilitación e impermeabilización del edificio –cuyo proyecto se encuentra en poder del actual gobierno municipal- para la conversión de este edificio en la sede del Archivo Municipal, Biblioteca Lobo, Archivo Epistolar de la Familia Lazaga y sede de las actas y archivos del Congreso AHILA. En definitiva, José Loaiza tenía claro que ese edificio había que rescatarlo de la ruina, rehabilitarlo y darle un uso público.

A día de hoy, la finca continúa degradándose y ofrece una imagen realmente lamentable. “Nadie sabe qué es lo que va a hacer el gobierno municipal para frenar el deterioro de la finca y qué uso persigue para la misma. En sus casi cinco años al frente del Ayuntamiento, Patricia Cavada no ha movido ni un dedo para evitar que siga deteriorándose. Ni siquiera ha tirado del proyecto existente desde 2015 para consolidar el edificio, y ya puede observarse desde el exterior como ha desaparecido casi la totalidad del forjado, lo que acelera su ruina”,

El edificio de la calle Real, 2 se encuentra catalogado en el Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Histórico (Peprich) con nivel de protección 2, y estaba destinado a dar cabida al Archivo Municipal y otros fondos documentales. Con el cambio de gobierno tras las municipales 2015, se dio marcha atrás en estos planes. Ahora ni se sabe nada, ni se hace nada al respecto. “Los isleños merecemos que se proteja este edificio, que forma parte de nuestra historia. Queremos conocer que persigue el gobierno municipal con este edificio, por qué no ha hecho nada para salvarlo de la ruina en estos cinco años de mandato y que ejecuté con urgencia labores de mantenimiento en el mismo ante el peligro que ya supone para los viandantes”.