publicidad


Ruiz ha señalado que “vamos a pedir la creación y la convocatoria de ayudas para que en la anualidad 2020 se genere una línea específica para el sector del ocio infantil y familiar que permita paliar las pérdidas ocasionadas por el  cierre de su actividad empresarial”

La parlamentaria andaluza y portavoz de Empleo del PSOE en el Parlamento de Andalucía, Noelia Ruiz, ha manifestado que “el sector de las actividades de ocio y tiempo libre infantil engloba a Pymes y Autónomos que desarrollan actividades enfocadas al entretenimiento para niños y niñas”. Por tanto, debido al cese de su actividad a consecuencia de la pandemia sanitaria, desde el PSOE-A se ha presentado una PNL en la que piden la creación y la convocatoria en la anualidad 2020 de “una línea de ayudas específicas al sector que permita paliar las pérdidas ocasionadas por el  cierre de esta actividad empresarial y que engloben las pérdidas o pagos que estos establecimientos están soportando, tales como el pago de seguros sociales, alquiler, seguros y suministros”, ha dicho. Ha añadido “hay que recalcar la situación que atraviesan por el cierre cuando otras CC.AA. sí permiten la apertura, por lo que Moreno Bonilla debe actuar de inmediato”.

Asimismo, Ruiz se ha referido al sector “como un importante motor para el desarrollo y la educación de la infancia, ya que aportan actividades fundamentales y necesarias para su evolución física y emocional”. En este sentido, ha indicado que “el derecho al esparcimiento está mencionado en el artículo 31 de la Convención sobre los Derechos del Niño (1989) y Naciones Unidas que nos recuerda que los niños y niñas tienen derecho a una infancia gratificante y saludable y eso incluye poder jugar y divertirse”.

Por todo ello, ha aseverado, “estos derechos de la infancia se han visto amenazados a partir de la crisis sanitaria y social, y la capacidad de jugar libremente ha sido limitada durante la pandemia lo que puede afectar su salud física y mental conforme manifiestan organizaciones internacionales como UNICEF y Ayuda en Acción”.

Por tanto, Ruiz ha considerado “vital mantener estas ayudas hasta que, una vez reiniciada la apertura de estos centros, alcancen un nivel de facturación suficiente para asegurar su mantenimiento, y así permitir su viabilidad y la continuidad de la actividad empresarial”. “Hay que recordar que por Orden de 19 de junio de 2020, se adoptaron medidas preventivas de salud pública en Andalucía para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19 y que eso ha provocado que el ocio infantil y familiar permanezca prácticamente cerrado desde la declaración del Estado de alarma, lo que ha impedido su actividad empresarial”. Según Ruiz “esta situación no ocurre en otras comunidades autónomas, como Valencia, Islas Baleares, Galicia, Murcia o Castilla La Mancha, que han permitido la apertura de estos centros con diferentes medidas de prevención, a diferencia de lo ocurrido en Andalucía”.

Razones para que desde el PSOE-A “pidamos poner en marcha una campaña de comunicación, una vez se permita la apertura de estos centros, que difunda los valores de ocio y bienestar infantil, donde no sólo se garantiza la salud pública, sino que se acompañe de las ideas de derecho al ocio y a la participación de niños, niñas y familias”. La parlamentaria ve necesario que “se constituya en la Junta  una Mesa por el ocio infantil y familiar, en la que participen las Consejerías con competencia en empleo, empresa, infancia y salud y en la que haya  participación del sector empresarial y de los colectivos de infancia”. 

También, ha aseverado Ruiz, “los socialistas hemos pedido en la PNL que se elabore un documento sobre el  impacto físico, emocional y psicológico de la COVID-19 en los niños y niñas andaluces, donde se aborde de forma integral el derecho al ocio y al juego, a la actividad lúdica y deportiva, y las relaciones entre iguales a través del juego”. Así como “que se estudien las futuras limitaciones y restricciones teniendo en cuenta el interés superior de los menores y estableciendo que las mismas deberán ser proporcionales, mínimas y limitadas en el tiempo”.

En esa misma línea, ha querido referir que “en función de la evolución de la situación epidemiológica se reanude la actividad de dichos establecimientos, si bien tal reanudación debe ir acompañada de la aprobación de un protocolo que recoja medidas preventivas específicas aplicables a tales establecimientos, así como a la actividad de ocio infantil y que dicho protocolo sea objeto de seguimiento continuo a fin de garantizar su adecuación a la evolución de la situación sanitaria”. 

Por último, Ruiz ha aclarado que “la Junta de Andalucía podría haber permitido la reapertura de estos centros con determinadas medidas de prevención o incluso limitando actividades recreativas como las piscinas bolas, camas elásticas o toboganes y permitiendo otras como los juegos recreativos tales como videojuegos, juegos de mesa o dibujo, cuestión que no ha llegado a plantearse, ya que se ha decidido el cierre total del sector lo que ha sobrevenido en una situación complicada para el mismo”.