La carta enviada por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y las declaraciones del Subdelegado del Gobierno en Cádiz, Agustín Muñoz, manifestando ambos que lo ocurrido la semana pasada en el Hospital de La Línea, es un hecho excepcional evidencian para el PSOE un grave desconocimiento de la realidad sobre lo que viene ocurriendo en realidad en la ciudad durante los últimos años al tiempo que “pone al descubierto la incapacidad de ambos para afrontar medidas eficaces y necesarias, tal y como vienen demandando desde el alcalde de La Línea, las coordinadoras de lucha contra las drogas, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y todos los partidos políticos.

Pero “aún es más desolador” resulta en palabras del diputado Salvador de la Encina que ambos representantes del Gobierno de España acusen a la Presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, de utilizar los hechos torticeramente para sacar rédito político pues a su juicio, la Presidenta andaluza “ha hecho lo que tenía que hacer que es visitar la ciudad y manifestar nuevamente su preocupación por lo que está pasando en el Campo de Gibraltar, exigiendo que se despeje la incertidumbre aumentando recursos materiales y humanos por parte del Ministerio del Interior y ofreciendo su leal colaboración institucional.

Ante ello, Salvador De la Encina, rechaza las declaraciones del Ministro del Interior y ha pedido su comparecencia en el Congreso de los Diputados, teniéndose previsto llevar a cabo la misma el martes de la semana próxima, día 20 de febrero, y en la que hará un balance de los últimos tiempos de todo lo que está sucediendo, considerando “intolerable y muy preocupante la situación que debe conllevar la calificación de la zona de especial singularidad al Campo de Gibraltar, para una mayor protección de los Cuerpos de Seguridad del Estado y por ende para los ciudadanos”.

Con todo, el diputado campogibraltareño ha abundado en la clamorosa falta de medios y recursos denunciada día tras día por los propios miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que sufren el acoso de los narcotraficantes que campan a sus anchas y descarta que sea algo excepcional puesto que hemos padecido recientemente hasta un fallecimiento de un Policía local en una persecución”.

De la Encina recuerda que se han perdido en los últimos seis años más de 300 agentes en la provincia de Cádiz, la mitad de ellos en el Campo de Gibraltar. “Luego al final queda claro que es una absoluta de medios la que provoca todo y por parte del Gobierno solo hay palabrerías que intentan trasladar la sensación falsa de un debate político cuando es un clamor social y sindical como es la evidente falta de medios, nos parece totalmente desafortunado que encima quieran tapar la boca a la legítima representante de los andaluces.

Compartir con: