Redacción | Provincia.- La secretaria general del PSOE de Cádiz y presidenta de la Diputación, Irene García, ha condenado enérgicamente la situación que se ha vivido en el Pleno del ayuntamiento de Cádiz en el día de ayer donde “el público orquestado por Podemos se ha dedicado a insultar a los concejales socialistas”. Especialmente, García ha mostrado su solidaridad hacia el portavoz municipal, Fran González quien ha recibido graves amenazas que le han obligado a interponer una denuncia en la Comisaría de Policía.

La dirigente socialista asegura que el alcalde de Cádiz, José María González, “demasiado está tardando en condenar los hechos”. Así, le exige que “de manera inmediata ponga orden entre los suyos” y restituya como máxima autoridad la normalidad democrática a los plenos del ayuntamiento gaditano.


“Es una vergüenza la imagen que proyectan de la capital gaditana y lo que nos faltaba es que ahora también quieran convertir la casa de todos los gaditanos en un salón del lejano oeste”, ha señalado García, quien interpreta que “Podemos además de demostrar su incapacidad para gobernar, ha sacado hoy su peor cara, la del resentimiento ante los resultados electorales porque no han sabido encajar que la ciudadanía les ha dado la espalda”.

En opinión de la máxima responsable de los socialistas gaditanos, “esa absoluta falta de respeto hacia personas que son representantes de los gaditanos indica el peor de los caminos” y en este sentido, ha sido contundente al advertir, lanzando un serio aviso, de que “esas son formas de gobernar que no vamos a tolerar porque todo tiene un límite”.

En último término, la secretaria general del PSOE de Cádiz exige tanto a la portavoz regional de Podemos, Teresa Rodríguez, como al líder de la formación morada, Pablo Iglesias, que condenen los hechos, “reprendan y atemperen a los radicales que hay entre sus filas” o como dijo Echenique, “extirpen las malas hierbas” y contribuyan a restablecer la normalidad democrática en el ayuntamiento de Cádiz.

 

 

PUBLICIDAD
Compartir con: