La secretaria general del PSOE de Cádiz y presidenta de la Diputación, Irene García, ha expresado en nombre de los socialistas gaditanos la profunda consternación de toda la organización por el fallecimiento del compañero socialista gaditano, Carlos Perales, y envía un fuerte abrazo a su familia y amigos “que pueden sentirse orgullosos de su enorme contribución al proyecto político socialista por su defensa de los valores de la justicia social, la dignidad y los derechos humanos”.

“Carlos Perales fue siempre sensible a las causas más difíciles, Palestina, los saharauis; ahora que ante el fenómeno migratorio todos apuntan a la cooperación internacional, él llevaba años trabajando con colectivos desde la Diputación provincial para tratar de ayudar al desarrollo en los países de origen”, ha recordado la presidenta de la institución provincial.

La dirigente socialista apunta además a “la labor de hormiguita” que Perales desarrolló siguiendo la estela de su hermano Alfonso en lo que respecta a la recuperación de la memoria histórica, antes incluso de la Ley aprobada por el Gobierno de Zapatero. “Lo hacía cuando nadie creía en ello, cuando aún era un tema tabú y cuando costaba hacer ver su importancia a las instituciones, pero él ya trabajaba con el testigo de las familias de las víctimas y desde su persistencia y tenacidad, impulsó la edición de libros que nunca hubiesen encontrado espacio en las estanterías, y trabajó con los colectivos memorialistas teniendo una contribución esencial en la ley de memoria histórica y democrática andaluza aprobada el año pasado y que fue corolario de su trabajo, un motivo de gran satisfacción para él pues proporcionaba garantía jurídica a las aspiraciones de todos aquellos que solo han buscado estos años la reparación moral de las víctimas y su dignidad”.

“Aún en la adversidad Carlos no desistía”, apunta García que revela “cómo no se achantó en su último empeño cuando durante el Gobierno de Rajoy, se le denegaban permisos para digitalizar expedientes del archivo militar de Sevilla relacionados con víctimas de la provincia”. La dirigente socialista apunta también la implicación de Carlos “con la causa de los bebés robados, pues últimamente estaba comprometido con una madre víctima de semejante atrocidad y se hallaba inmerso en una delicada operación de búsqueda del expediente de un bebé supuestamente fallecido en el hospital de San Carlos”.

“A Carlos hay que recordarlo así, peleando y con una gran sonrisa, la que a él nunca le faltaba, ganando pequeñas batallas que al final lo hicieron grande y especial para todos nosotros”, ha señalado, recalcando que “es una pérdida irreparable para la familia socialista que aprehende hoy su legado y va a procurar seguir dándole vida”.

Compartir con: