Redacción | Puerto Real.- Continúa el malestar político por el desplante de parte de la bancada del equipo de gobierno de Puerto Real, ya que cuatro de los diez concejales de (Podemos – Equo), no asistieron al último pleno del año.

Con tan solo unas horas de antelación, al mediodía del miércoles, el Equipo de Gobierno convocaba para la mañana siguiente un pleno extraordinario y urgente para la aprobación del reconocimiento extrajudicial de créditos.


El Grupo Municipal Socialista acudía en su totalidad el 28 de diciembre a un pleno extraordinario y supuestamente urgente donde solo estaban presentes cuatro concejales del Equipo de Gobierno, reduciéndose a tres durante la sesión y demostrando así el desinterés de los ediles de Sí Se Puede y EQUO sobre el tema a tratar.

“El señor Alcalde parece haber querido hacer del pleno extraordinario una inocentada. No podemos consentir que se convoque un pleno de carácter urgente cuando ni su propio Equipo le da la importancia que se merece. El desgobierno de este Ayuntamiento es cada vez más evidente”, expresaba Amaya, portavoz socialista, al salir de la sesión.

El PSOE de Puerto Real mostraba su enfado al ver como el propio Alcalde reconocía que había convocado un pleno sabiendo que los concejales no podían asistir, dejando aún más al descubierto el descontrol presente en el gobierno de nuestra ciudad.

El grupo socialista dejaba claro que si no se había aprobado el punto había sido debido a la gran falta de compromiso del Equipo de Gobierno. “Nuestro grupo ha sido responsable absteniéndose en la votación, pudiendo haber sido aprobada si los concejales del gobierno hubiesen respondido a sus responsabilidades. Puerto Real no se merece que sus representantes no cumplan con su deber”, expresaba la Portavoz socialista después de que Fátima Pontones intentara culpara a la oposición de no salir aprobado el punto cuando el responsable de que éste no saliera adelante era el propio Equipo de Gobierno.

Finalmente, el PSOE acababa expresando su deseo de que Sí Se Puede y EQUO no vuelvan a repetir situaciones irrisorias en el pleno de Puerto Real.

Compartir con: