publicidad


Ruiz Boix ha considerado que “retirar y reformular el proyecto ‘Tarjeta Monedero’ tiene como fin esencial garantizar la prescripción pública de los recursos, evitando duplicidades con recursos ya puestos en marcha a nivel municipal, garantizando el acceso universal y transparente de los recursos públicos”

El diputado provincial y portavoz del Grupo Socialista de la Diputación de Cádiz, Juan Carlos Ruiz Boix,  ha mostrado su preocupación por “la situación que estamos viviendo en el conjunto de España respecto al incremento de la desigualdad y la exclusión social a consecuencia de la pandemia del COVID-19”. En esta situación, “por parte del Gobierno andaluz se han anunciado medidas que, de no cambiar la forma en la que inicialmente se han definido, supondrán un modelo equivocado y perverso en la atención social, ejemplos como la ‘Tarjeta Monedero’, lo evidencian”. 

Asimismo, el diputado del PSOE ha dicho que “esas tarjetas monedero, con un importe de 17 millones de euros para la adquisición de comida, de una lista establecida en supermercados, a través de diversas ONG, sin informe social de los servicios sociales comunitarios y sin implicación del profesional de referencia, trabajador o trabajadora social de la Administración pública competente, Ayuntamientos o Diputaciones provinciales, son un atropello al municipalismo”.

A lo anterior, ha añadido Ruiz Boix que “no sólo los socialistas nos oponemos firmemente a la gestión torticera que ha planteado la Junta de Andalucía, pues los hechos han sido denunciados por el Consejo Andaluz de Colegios de Trabajo Social, que ha calificado esta iniciativa como un programa que atenta contra la dignidad de la ciudadanía, en base a que puedan significar riesgo de estigmatizar la dignidad a personas, familias o colectivos destinatarios de dicha prestación”. Ha indicado también que “ha sido denunciado por los sindicatos UGT y CC.OO”.

Por todo ello, ha aseverado Ruiz Boix que “celebramos haber sacado adelante la propuesta en el pleno e instar a la Junta a retirar y reformular el proyecto tarjeta monedero con el fin de garantizar la prescripción pública de los recursos, evitando duplicidades con recursos ya puestos en marcha a nivel municipal, garantizando el acceso universal y transparente de los recursos públicos y sin menoscabar los derechos, la dignidad y la privacidad de las personas”.

No obstante, el portavoz socialista se ha congratulado de “trabajar en el refuerzo del sistema público de servicios sociales como cuarto pilar del Estado del bienestar, a través de una distribución extraordinaria de créditos entre Ayuntamientos de municipios con población superior a 20.000 habitantes y diputaciones provinciales”. En este sentido, se pretende “la contratación de profesionales que trabajan en los servicios sociales comunitarios en las áreas de trabajo social, sicología, educación social y personal auxiliar”, ha dicho.

Por último, Ruiz Boix ha lamentado que “el PP haya votado en contra, a pesar de que la FAMP ha defendido que no se puede ningunear el papel que desempeñan los Ayuntamientos a través de sus Servicios Sociales”. Pero, ha dicho, “es lógico que sea así, porque ha sido la decisión del presidente de la Junta, a pesar de la negativa del municipalismo, lo que evidencia lo que le importa al PP gaditano el papel de los Ayuntamientos, nada”.