Irene García

García destaca por perentoria la garantía de sustento para mil familias con los puestos que genera al año y también ese horizonte despejado hasta 2028

La secretaria general del PSOE de Cádiz y presidenta de la Diputación, Irene García, ha acogido hoy con “enorme satisfacción” la confirmación de la renovación y ampliación del contrato de mantenimiento por parte de la empresa pública de Navantia de los barcos americanos que permanecen desplegados en la Base naval de Rota debido al escudo antimisiles de la OTAN. 

Para la dirigente socialista, “es una excelente noticia por lo que significa para la consolidación de mil puestos de trabajo al año” y que considera “una garantía de estabilidad laboral en tiempos de crisis como los actuales y en una provincia de situación tan delicada como Cádiz”. De hecho, García subraya que “con el convenio suscrito con la administración americana para reparar y mantener los barcos del recinto militar el horizonte estará despejado hasta 2028 para el cuarto astillero de la Bahía por el que siempre hemos apostado los socialistas”.

La también presidenta de la Diputación ha destacado el papel estratégico que ocupan las factorías gaditanas de la Bahía en la estructura económica provincial, al tiempo que recalca “que la confianza otorgada a Navantia por los responsables de la Armada americana es una muestra rotunda de la capacidad, cualificación y competitividad de nuestra industria naval a la que debemos seguir apoyando desde todas las instancias, no sólo desde el Ejecutivo central”.   

“Desde el PSOE vamos a seguir mediando con el Gobierno de España, con la nueva presidenta de Navantia, para tratar de garantizar una mayor carga de trabajo para todas las factorías, especialmente estamos pensando en la coyuntura compleja de Puerto Real que requiere que se intensifiquen los esfuerzos” ha señalado si bien apunta que “sería interesante ver que la Junta de Andalucía también cumple con esta Bahía, respaldando actuaciones dirigidas a fortalecer e incentivar a la industria auxiliar, así como dotarla de instrumentos para crecer y seguir posicionándose en un mercado que es global y me refiero a proyectos como el Centro de Fabricación Avanzada que deberían de recibir un impulso tras dos años de parálisis”.