Los pacientes del Hospital Universitario Puerta del Mar de Cádiz se benefician ya de un nuevo TAC de simulación de última generación para tratamientos de radioterapia que el centro ha instalado en virtud del acuerdo de la Junta de Andalucía con la Fundación Amancio Ortega para dotar a los servicios de radioterapia oncológica de los hospitales públicos de la comunidad de equipamiento para situarlos a la vanguardia del diagnóstico y tratamiento del cáncer. De este equipo, que sustituye a uno anterior, se beneficiarán unos 1.300 pacientes al año.

Cerca de 150 personas ya han sido estudiadas en el nuevo TAC de simulación, una tecnología necesaria para la adquisición de imágenes médicas de los pacientes con vista a la planificación de sus indicaciones de radioterapia. El equipo, con un importe de 363.000 euros, ha corrido a cargo de la Fundación, mientras que el hospital gaditano ha invertido en torno a 130.000 euros en las obras de instalación y mobiliario.



Los TAC están destinados a reproducir mediante Rayos X la imagen del paciente en tres dimensiones; con este equipo, se obtiene una dimensión adicional (4D) al permitir registrar los movimientos de esa imagen 3D como, por ejemplo, la respiración. Así, obtiene imágenes de muy alta calidad del tumor a tratar y de todos los órganos y tejidos que lo rodean.

El nuevo equipamiento del Puerta del Mar es semejante a los TAC utilizados en diagnóstico, pero con unas características particulares orientadas a facilitar la precisión de los tratamientos, en concreto un arco de mayor diámetro que permite realizar el estudio en la posición de tratamiento sin limitación de espacio; una mesa plana con un sistema de fijación e indexación para facilitar la colocación más precisa del paciente y de sus sistemas de inmovilización; láseres internos y externos que permiten alinear correctamente al paciente y obtener unas coordenadas para facilitar la reproducción diaria de la posición de tratamiento; y un software de inteligencia artificial que multiplica la potencia de tratamiento de las imágenes permitiendo a los médicos y a los físicos localizar y delimitar más exactamente el tumor para posteriormente apuntar hacia él los haces de radiación en la unidad de tratamiento.

Además, la característica más importante de este TAC 4D es la posibilidad de analizar el movimiento de los órganos. Muchos tumores se mueven con la respiración del paciente a pesar de los sistemas de inmovilización, pero este equipo dispone de una técnica especial que permite ver el movimiento de los tejidos con la respiración y tenerlo en cuenta en el plan de tratamiento. Esto es muy útil en tumores localizados en el tórax, especialmente cáncer de mama y de pulmón.

En definitiva, las principales ventajas del nuevo TAC 4D son que  permite una visualización más precisa del tumor y su movimiento, lo cual se traduce en mayor exactitud en la localización del tumor y en el diseño del tratamiento, aumentando así las probabilidades de control de la enfermedad y reduciendo la toxicidad.

Convenio

En total, este convenio, mediante una donación de 40 millones de euros, prevé la dotación hasta 2019 de 25 aceleradores lineales, un equipo de radioterapia intraoperatoria, dos TAC de simulación (el del Puerta del Mar y otro más en el Hospital Virgen Macarena de Sevilla) y la adquisición de un sistema de planificación que permite la preparación de los tratamientos y trabajar en red desde todos los equipos del Sistema Sanitario Público de Andalucía.

Gracias a este convenio, en el Servicio de Oncología Radioterápica del Puerta del Mar también se han instalado y están funcionando las actualizaciones de uno de los dos Aceleradores Lineales de Electrones (ALE) para introducir mejoras en el sistema de imagen y así administrar la dosis de radiación de manera más precisa. Asimismo, se ha instalado un nuevo software necesario para la comunicación entre los sistemas de planificación y las unidades de tratamiento de radioterapia; este software es de carácter corporativo y compartido con otros hospitales del Sistema Sanitario Público de Andalucía.

Este mismo año se llevarán a cabo los trabajos necesarios para la próxima instalación y puesta en funcionamiento de un nuevo equipo de radioterapia, una unidad de Tomoterapia, que complementará la oferta tecnológica de la provincia de Cádiz para este tipo de tratamientos.

Compartir con: