Redacción | Puerto Real.- A fines del año 2014 el Ayuntamiento de Puerto Real recepcionó (no sin problemas, tras meses de negociaciones con el Ministerio de Fomento y con evidentes carencias) las obras inconclusas del Sitio Histórico del Real Carenero. Desde entonces el Ayuntamiento se encargó de su vigilancia y mantenimiento, trabajando además de manera intensa en la redacción de un pliego de licitación que permitiera en pocos meses su puesta en uso y explotación, generando además de ocio cultural, puestos de trabajo y economía.

Estuvo con vigilancia hasta la primavera de 2015. Sabedores el anterior equipo de Gobierno que económicamente iba a ser muy complicado mantener dicha seguridad (incluso con ella hubo algunos actos vandálicos y robo de cables). Fue entonces cuando se trabajó en un pliego de condiciones que permitiera la licitación de este espacio con fines culturales y turísticos a partir del verano de 2015, teniendo la certeza de la existencia de empresas del sector que estaban muy interesadas en participar en dicha licitación e incluso dispuestas a asumir y acometer las partes del proyecto (restauración y rehabilitación) que aún estaban inacabadas por parte del Ministerio.


Con esta licitación además se aseguraba la vigilancia y el mantenimiento del lugar, sin que ello supusiera para las arcas municipales coste alguno, más aún con el beneficio de dotar a Puerto Real de un nuevo espacio cultural activo, generador de cultura, ocio, empleo y economía ligada al sector turístico y de la gestión cultural, incluso con claros fines educativos y hosteleros.

Dicho pliego estaba ya redactado a comienzos del mes de mayo y listo para ser llevado al pleno ordinario del mes siguiente para su definitiva aprobación y así ser lanzado desde el área de Contrataciones del Ayuntamiento, permitiendo poner a disposición del público este espacio vinculado a la industria naval, a la actividad comercial de la Bahía gaditana y Ultramar desde el siglo XVI, además del sistema defensivo fortificado con el que cuenta que permitía la defensa del Puente Suazo.  Un pliego que además establecía que el Ayuntamiento podría utilizar las instalaciones del Real Carenero siempre que le fueran necesario para la realización de las actividades que programara, siempre que fueran de interés público.

La llegada tras las últimas elecciones del equipo de Gobierno de Si Se Puede Puerto Real y Equo paralizó esta licitación, sin tener en cuenta el perjuicio que podía suponer para este singular espacio. De echo, solo semanas más tarde de la toma de posesión el antiguo responsable de cultura se interesó por el tema ante el nuevo equipo de Gobierno, quienes le informaron que estaban pensando en otra forma de poner en uso el recinto y que en el mes de septiembre lo tendrían ya claro (de eso hace ya casi medio año), sin que hasta la fecha se hayan tenidos nuevas noticias sobre el futuro que le depara a este Sitio Histórico, a no ser que a lo que se referían fuera a la foto que se hicieron en dicho mes en el Real Carenero el alcalde de Puerto Real, Antonio Romero junto a su homóloga de San Fernando, Patricia Cavada, donde decían, como si no fuera evidente ya a esas alturas, que “era necesaria una colaboración estrecha para convertir dicho espacio en un elemento dinamizador de turismo” y que la fórmula podría ser “una licitación a terceros”, curiosamente la fórmula que estaba lista para ser puesta en marcha meses antes de esta fotográfica visita.

Ese mismo mes, en el pleno ordinario, el PA sensibilizado por este tema, en el cual había estado trabajando durante cuatro años, volvió a preguntar por el estado del Real Carenero y la idea que el equipo de Gobierno tenía para su puesta en valor, obteniendo la callada por respuesta desde entonces, no dando información sobre ello al resto de concejales del Ayuntamiento y al pueblo de Puerto Real.

El tiempo da y quita razones, la desidia ejercida por el actual equipo de Gobierno en estos últimos meses, dejando en un cajón el proyecto del PA, simplemente porque no es de su gusto (cuando luego dicen públicamente que van a hacer algo similar), ha llevado al abandono y lamentable deterioro en el que se encuentra a día de hoy este recinto, donde se invirtieron más de 3 millones de euros, algo que parecen obviar los actuales responsables de gestionar Puerto Real. Con el PA el recinto ya llevaría medio año en explotación.

Compartir con: