Costa Cádiz Comunicación

El roscón de Reyes

El roscón de Reyes
05 enero
06:49 2016

Hoy queremos hacer mención a algo muy típico de las fiestas de Navidad, como es “El roscón de Reyes”. Un bollo elaborado con una masa dulce con forma de toroide adornado con rodajas de fruta escarchada o confitada de colores variados, suele rellenarse de nata montada o crema, en la actualidad también de moca, trufa o chocolate, y se introducen en su interior “sorpresas” que descubren los niños al comer (figuritas de virgen y San José y el Haba, señal de que a quien le caiga deberá pagar el rosco el año siguiente). Se sirve para merendar el día 6 de enero denominado día de Reyes.

Por influencia posterior este bollo navideño se sirve igualmente en otros países hispanohablantes (principalmente en Argentina y en México) durante las mismas fechas, así como en Portugal. Es frecuente que se acompañe de una taza de chocolate. Se puede servir en el desayuno o en la merienda. La masa con la que suele estar elaborado se aromatiza con agua de azahar, que le proporciona un aroma característico.

Como apunte historico, el origen del roscón parece estar relacionado con las saturnales romanas, aunque en la actualidad algunos lo relacionan con una representación complementaria y comestible de la corona de adviento, aún cuando la tradición de la corona de adviento es muy posterior en España, lo que hace muy dudosa esa relación. Éstas eran fiestas dedicadas al dios Saturno con el objeto de que el pueblo romano en general pudiera celebrar los días más largos que empezaban a venir tras el solsticio de invierno. Para estos festejos, se elaboraban unas tortas redondas con higos, dátiles y miel, que se repartían por igual entre los plebeyos y esclavos. Ya en el siglo III, en el interior del dulce se introducía un haba seca, y el afortunado al que le tocaba era nombrado rey de reyes durante un corto periodo de tiempo establecido de antemano. Desde los romanos existían juegos del haba en la península ibérica.

Un manjar exquisito, que no falta en la mesa de ningún español la tarde del 6 de enero, y suele acompañarse de un buen café o leche. La tradición marca comprar este producto el día antes, es decir el día 5 de enero, mientras paseamos y esperamos la gran cabalgata de Reyes en nuestra localidad.

Sea como sea la formula elegida para disfrutar de un buen trozo de roscón, lo importante es comerlo en buena compañía y disfrutando de sus increíbles sabores.

 

 

Compartir con:

PUBLICIDAD