El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha firmado esta semana el contrato por el que adjudicó, el pasado 13 de noviembre, a Clínica Radon, el expediente administrativo para la gestión del servicio público de terapias oncológicas (radioterapia) a pacientes beneficiarios de la asistencia sanitaria prestada por el SAS en el ámbito de la provincia de Cádiz. La duración del contrato, por importe de 4.226.861 euros, será de dos años y de él se beneficiarán aproximadamente 500 pacientes al año, fundamentalmente del área de Jerez, Costa Noroeste y Sierra de Cádiz.

La formalización del contrato permite que los pacientes de la provincia de Cádiz que inicien tratamiento no tengan que desplazarse a Sevilla; de hecho, desde ayer mismo, la Clínica Radon de Jerez ha empezado a ver pacientes. Desde la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, se ha informado esta mañana a un representante de los enfermos oncológicos de la firma del documento; por su parte, el nuevo delegado, Manuel Herrera, ha mostrado su satisfacción y agradecimiento a su antecesora en el cargo, Miriam Alconchel, por su trabajo para lograr esta mejora en la atención a estos pacientes.


Aquellos pacientes que ya están en tratamiento en Sevilla –unas 30 personas actualmente- deberán terminarlo en el centro donde lo han iniciado por un criterio estrictamente clínico, marcado por los profesionales de la Unidad de Atención Integral al Cáncer de la provincia de Cádiz. Este criterio está basado en que la preparación de un tratamiento de radioterapia es un proceso muy complejo, del que participan diferentes especialistas -médicos oncólogos radioterápicos, radiofísicos hospitalarios, técnicos superiores de radioterapia, personal de enfermería, etc- y que conlleva múltiples pasos: realización de un TAC de simulación, uso de software específico para delimitación de las zonas a tratar y preservar, una planificación dosimétrica, verificación del plan terapéutico… Así, un cambio de centro a mitad de un tratamiento –que dura entre 30 y 40 días- supone tener que repetir todo este proceso por parte de profesionales y con equipos diferentes. Además, esta opción no permitiría evaluar el tratamiento total de cada paciente, puesto que no es factible sumar las distribuciones de dosis de radiación realizadas en equipos diferentes.

Estas mismas razones son aplicables cuando se trata de volver a tratar una misma zona anatómica, ya que se necesita conocer con exactitud la suma de dosis de dos planes diferentes, lo cual resulta complicado.

Acuerdo temporal

Como ya dio a conocer el propio consejero de Salud, Aquilino Alonso, a los pacientes oncológicos en la reunión mantenida hace unas semanas, el concierto se llevaría a cabo de manera temporal mientras se adjudica e instala el nuevo equipo de Radioterapia del Hospital de Jerez. El consejero explicó además que ese nuevo equipo entrará en funcionamiento el próximo año y que la vigencia del concierto de 24 meses tiene por objetivo cubrir las posibles necesidades que surjan durante los primeros meses de puesta en marcha del equipamiento propio.

En lo que respecta a la adjudicación del equipamiento para el nuevo edificio de Radioterapia del Hospital de Jerez, actualmente se encuentra la mesa técnica valorando la documentación de las ofertas presentadas. Una vez resuelto, habría un plazo de dos meses para la instalación y de seis para la dosimetría y la autorización por parte del Consejo de Seguridad Nuclear.

Compartir con: