publicidad


Del 15 de marzo al 15 de junio, los profesionales de esta área asistieron a 13.464 pacientes, el 11% de ellos por el circuito interno de manejo de pacientes sospechosos de Covid-19

El Servicio de Urgencias del Hospital Universitario Puerto Real ha atendido del 15 de marzo al 15 de junio a 13.464 pacientes; de ellos, un total de 1.452 (un 11%) pasó por el circuito respiratorio creado en este área para el manejo de personas sospechosas de tener Covid-19. De los 1.452 registrados en este circuito interno, sólo un 29% necesitó hospitalización (424).

A principios de este año, la Dirección Gerencia del hospital portorrealeño creó el mencionado circuito interno de manejo de pacientes sospechosos de Covid-19, que comenzaba en el Servicio de Urgencias y, dependiendo del estado y diagnostico de la persona, continuaba con el ingreso en hospitalizacion, en planta de aislamiento (hasta recibir los resultados de la PCR), UCI o alta a domicilio. Todo ello condicionado a una serie de protocolos dinámicos que se adaptaban a la evolución de la pandemia y del propio centro, aunque siempre bajo las instrucciones de la Consejería de Salud y Familias y del Ministerio de Sanidad. 

Este protocolo contemplaba contar con toda la información desde que el paciente aportaba sus datos en admisión para controlar todo caso sospechoso; así, se realizaba una pregunta activa en relación a su sintomatologia básica, asfixia o disnea, tos y fiebre.

Se crearon dos triajes de clasificación independientes, de respiratorios y de pacientes no respiratorios, también para aquellos usuarios con niveles críticos derivados por dispositivos de Urgencias Extrahospitalarias. Asimismo, se habilitaron dos consultas para casos sospechosos en una sala independiente, con equipo de Radiología dedicado solo a estos pacientes; aquellos que presentaban un cuadro más agudo o signos de inestabilidad se atendían en otra sala habilitada como críticos respiratorios y tras su estabilización eran derivados a planta de hospitalización en aislamiento o la UCI. Los profesionales que atienden este circuito cuentan con una zona limpia y otra sucia para poder colocarse los equipos de protección y posteriormente poder desvestirse con todas las garantías.

En los seis primeros meses de año, el Servicio de Urgencias del Hospital de Puerto Real ha atendido a 29.080 pacientes; cuando comenzó la frecuentación de pacientes sospechosos de Covid-19 la actividad fue disminuyendo, de manera que 250 pacientes diarios de media se pasó a menos de la mitad. 

Aunque en el momento actual la afluencia a Urgencias se ha normalizado y ha vuelto a crecer con pacientes no respiratorios hasta niveles previos a la pandemia, el Hospital de Puerto Real continúa con la mismos circuitos habilitados desde principios de año, lo que permite que en todo momento se pueda detectar y clasificar un paciente sospechoso, tanto por su seguridad como por la de los propios profesionales.

Implicación de todos los servicios 

Todo los servicios y estamentos profesionales del hospital han estado implicado en la atención a estos pacientes; la Unidad de Medicina Preventiva ha realizado un gran esfuerzo siguiendo en tiempo real  todos los pacientes que llegaban y la necesidad de hacerle PCR, ademas de valorar en todo momento la sintomatologia de los profesionales del centro. 

Hay que destacar que la realización de PCR al principio de la pandemia se realizaba con la colaboración de los hospitales universitarios Puerta del Mar de Cádiz y de Jerez, pero el centro portorrealeño ya realiza las pruebas en su propio Laboratorio de Microbiología.

También cabe mencionar el papel de Prevención de Riesgos Laborales, ya que los cambios han  supuesto un gran esfuerzo, no solo por la creación de los circuitos y los nuevos espacios, sino por el manejo de los equipos de protección individual (EPIs), para lo cual ha sido muy importante la formación de este servicio a los profesionales del hospital.