publicidad


Foto de la reunión.

El subdelegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco, se ha reunido con una representación de los trabajadores de la empresa Konecta, sobre los que pende la amenaza del cierre de sus instalaciones en El Puerto de Santa María y de traslados fuera de la provincia.

Pacheco se ha interesado por conocer todos los aspectos de su problemática laboral, al tiempo que ha trasladado a los trabajadores su disposición a realizar las gestiones a su favor que estén en su mano.

El subdelegado confía en que la empresa valore la experiencia de este personal y la inversión en capital humano que se ha hecho a lo largo de años. “Han adquirido una serie de competencias y habilidades y han llegado incluso a ser formadores de otros call center”.

Pacheco ha hecho un llamamiento a la empresa para que tenga en cuenta que con la remuneración económica y el tipo de contrato que tienen los trabajadores no van a poder trasladarse a otras ciudades, por lo que ha instado a Konecta a que busque soluciones para permanecer en la localidad portuense

“Que apliquen lo que la empresa pone en sus ofertas de empleo: que el capital humano es el activo más valioso para ellos, que los trabajadores son parte de su propia familia y que el bienestar de sus empleados es su máxima prioridad. Ahora es el momento de demostrarlo”, ha señalado.