El equipo de gobierno va a evitar otro año más la subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en 2018 a los vecinos y vecinas de San Fernando. Para contrarrestar el incremento del tres por ciento que plantea la Dirección General del Catastro para la ciudad, el Gobierno local modificará a la baja el tipo impositivo para que la cuota del IBI se mantenga congelada, “evitando otro año más que la ciudadanía isleña pague más por este impuesto”.


Así lo ha anunciado el concejal de Gestión Presupuestaria y Tributaria, Conrado Rodríguez, que asegura que esta medida aminora la presión fiscal a los isleños e isleñas, a raíz de la actualización de los valores catastrales, “cumpliendo así el compromiso firme de nuestro equipo de gobierno de mantener congelado este recibo durante los cuatro años de legislatura”. “El Gobierno local es sensible ante la situación económica y social que ha atravesado el país. Por eso, a pesar de las distintas subidas acumuladas en el valor catastral acometidas por el Gobierno Central en la línea de la evolución del sector inmobiliario, en San Fernando bajamos el tipo impositivo para que los vecinos y vecinas de esta ciudad no lo noten en sus bolsillos y no repercuta en sus recibos”.

Recuerda Rodríguez, en este sentido, “la subida real del 12 por ciento” que acometió el anterior equipo de gobierno del PP, y compara la situación de San Fernando con otras localidades del entorno en las que sí se ha registrado una subida de este impuesto. “Frente a ello, nosotros lo congelamos por una cuestión de sensibilidad social”, apunta.

“Y todo ello -sostiene el responsable de Gestión Presupuestaria y Tributaria- “sin que se haya visto afectada la gestión municipal en materia económica porque hemos realizado una gestión eficiente de los recursos disponibles y garantizándose además la sostenibilidad financiera a base de mantener un superávit presupuestario año tras año, lo que ha permitido incrementar la inversión y reducir la deuda”.

“Este compromiso de congelación del IBI -añade Rodríguez- completa un ciclo de cuatro años de mandato en los que no sólo hemos congelado el IBI, sino que también se ha bonificado tanto por el incremento del IBI como por el del Impuesto de Actividades Económicas (IAE). Y en materia social, también existe una bonificación del 70 por ciento para las viviendas públicas de alquiler social”. Recuerda también el concejal del equipo de gobierno otras medidas puestas en marcha, como las exenciones de tasas de licencias por apertura para locales de menos de mil metros cuadrados y la reducción para el resto; las bonificaciones destinadas a la creación de empresas de mujeres, las destinadas a incrementar el parque de vehículos que incorporan combustibles ecológicos o la reducción también de las tasas por venta ambulante; entre otras.

Finalmente, cabe recordar que los isleños e isleñas que lo deseen pueden flexibilizar su forma de pago a través del Plan de Pago Personalizado de Tributos Locales, gracias al convenio de colaboración en la recaudación municipal entre el Ayuntamiento y la Diputación provincial. De esta forma, se puede pagar este y otros impuestos en cuatro, seis o diez plazos y decidir también en qué meses quiere los cobros de sus recibos.

Para fraccionar estos recibos, sólo hay que solicitarlo de manera presencial en el Registro General de la Diputación o de manera electrónica ante el Registro Electrónico Común de la Diputación, haciendo uso del DNI electrónico o certificado digital, sin necesidad de tener que justificar ningún motivo más allá de que prefiere esa forma de pago.

 

Compartir con: