publicidad


El tráfico total general en el Puerto de la Bahía de Cádiz ha crecido un 35,42 por ciento en el primer trimestre de 2020 respecto al mismo periodo del año anterior.

Fundamentalmente, el aumento se sustenta sobre una subida del 176 por ciento en los graneles líquidos, que alcanzan las 481.650 toneladas, así como en el buen comportamiento de los graneles sólidos, que también registran un 6,38 por ciento más de volumen, con 373.855 toneladas, que en marzo de 2019.

La mercancía general, por el contrario, desciende un 9,95 por ciento y suma 275.303 toneladas en el primer trimestre de 2020.

Respecto al modo de transporte, el tráfico rodado (que se corresponde con la línea Cádiz-Canarias) desciende un 3,23 por ciento hasta marzo y el tráfico de contenedor lolo un 24 por ciento (ambos datos referentes a toneladas).

La pesca fresca, por su parte, registra un 2,61 por ciento menos de volumen de pescado, con 3.135 toneladas, mientras que el valor de venta de estos productos sube un 1,54 por ciento y alcanza los 9,8 millones de euros.

Finalmente, el tráfico de cruceros refleja en el mes marzo un descenso del 66 por ciento respecto al mismo mes del año anterior, afectado, principalmente, por la prohibición de escalar cruceros impuesta en la actual crisis sanitaria.

En el acumulado del trimestre, el tráfico de cruceros pierde un 29 por ciento en escalas y un 13 por ciento en pasajeros, con 22 buques y 39.175 pasajeros, respectivamente.

En cualquier caso, desde la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz se entiende que habrá que esperar a abril para conocer el impacto verdadero del COVID19 en la actividad del puerto y, mientras, es necesario relativizar los resultados.