Costa Cádiz Comunicación

El vicepresidente exige al Gobierno central “consenso y acuerdo” en torno a la estiba, un “sector clave para la competitividad”

El vicepresidente exige al Gobierno central “consenso y acuerdo” en torno a la estiba, un “sector clave para la competitividad”
23 marzo
13:52 2017

Redacción | Provincia.- El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia y Administración Local, Manuel Jiménez Barrios, ha exigido al Gobierno central “consenso y acuerdo” en la reforma de la estiba, pues se trata de un “sector clave para la competitividad”.

Así, lo ha expresado durante su intervención ante la comisión parlamentaria de Presidencia, donde ha lamentado que el rechazo al Decreto de reforma de la estiba por el Congreso de los Diputados “muestra la incapacidad y la falta de previsión del Gobierno de España para dar respuesta a una situación complicada y difícil”, además de suponer un “hecho histórico pues desde 1979 es la primera vez que el Congreso no aprobaba un decreto del Gobierno” . En su opinión, esto ha sucedido porque el Ejecutivo central “ha preferido decretar por la vía de urgencia en vez de dialogar y negociar una solución pactada, empleando como argumento las sanciones económicas que nuestro país asumiría por no ejecutar la sentencia europea recaída en 2014”. El vicepresidente ha indicado que “espera que el Gobierno haya tomado nota de la gravedad de lo ocurrido” y “vuelva a la negociación”.

En este sentido, ha recordado que el Gobierno ha tenido “un amplio margen para abordar este asunto mediante una solución pactada y consensuada”, pero, durante estos últimos cinco años, en el Ejecutivo nacional ha primado “una situación de inacción”.

En su opinión, la normativa española debe adaptarse para dar cumplimiento a la resolución del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de manera “obligada e inevitable”, pero debe hacerse desde el acuerdo y el consenso y “garantizar la estabilidad del empleo”. “El Gobierno no puede dar la espalda a los trabajadores y las empresas”, ha insistido.

En su opinión, esta cuestión resulta de “especial importancia” para puertos de tránsito como el de Algeciras, que cuenta con un colectivo de 1.500 estibadores y donde los conflictos pueden ahuyentar los tráficos hacia puertos alternativos.

Finalmente, el vicepresidente ha aprovechado para recordar al Gobierno central que también es clave para los puertos andaluces disponer de infraestructuras adecuadas que conecten estas instalaciones con las redes de transportes, sobre todo, ferroviarias. De ahí, que haya vuelto a insistir al Ejecutivo de la nación a que se comprometa con el tramo ferroviario Algeciras-Bobadilla.

 

Compartir con:

Noticias relacionadas