publicidad


El PSOE de Cádiz impulsará de la mano de la diputada provincial, Elena Amaya, el cambio “eficaz y capaz” que necesita el ayuntamiento de Puerto Real. La secretaria general del PSOE de Cádiz, Irene García, ha presentado esta tarde a “la próxima alcaldesa de Puerto Real”, un municipio donde el PSOE ha recuperado la hegemonía política en las últimas elecciones generales y que servirán de palanca para catapultar a la candidatura socialista al futuro Gobierno municipal. Una candidatura que hoy congregaba a numeroso público en el Centro cultural puertorrealeño.

García se ha mostrado confiada en que “el próximo 26 de mayo se va a repetir la alegría del pasado domingo porque Puerto Real necesita un cambio, el que está pidiendo la ciudadanía”. La dirigente socialista ha lamentado que “Puerto Real no haya ocupado ningún espacio en la Bahía durante estos cuatro años de dificultad sí, pero donde se han dado avances muy positivos en otros municipios del área metropolitana”.

“Desde lo local empiezan a cambiarse las cosas, es donde se ve el efecto directo de la política, por eso Puerto Real necesita desarrollar un liderazgo propio”, ha señalado apuntando a la capacidad de Amaya para lograr esa transformación, una mujer valiente, todoterreno, involucrada al máximo en las cuestiones que entendía importantes para su pueblo, lo ha hecho con honestidad y convicción siempre”. La presidenta de la Diputación ha destacado además “el magnífico aval que presenta Amaya por su gestión en el Gobierno de la Diputación donde ha sido eficiente, trabajadora y comprometida”.

Hablando como “apasionada del municipalismo pues no hay mayor nivel de compromiso en política”, la secretaria general ha alabado a quienes “deciden dar el paso y dedicar los mejores años de su vida a su tierra para que en ella puedan crecer nuestros hijos y asentarse en un futuro”. Y en este punto, ha subrayado la importancia de querer dedicarse a la política local. Elena quiere ser alcaldesa y eso es básico porque “para serlo hay que creérselo, alguien que no tiene claro que quiera ser alcalde de su pueblo no se merece la confianza de la gente”.

Irene García ha defendido el trabajo realizado en la Diputación donde “nunca se había movilizado tanto dinero público al servicio de los pueblos y reto al PP o a los del polo por fuera, a demostrar lo contrario”. “Tuvimos claro las prioridades en la provincia como el empleo, por la situación excepcional que hemos denunciado con gobierno del PP en Madrid y sin él, con Gobierno de la Junta del PSOE y sin él, y vamos a continuar, y sólo tardamos tres meses en aprobar el primer plan de empleo”, ha explicado apuntando a las otras dos patas del mandato socialista: las políticas sociales, los mayores y la dependencia y hacer proyecto de provincia. “Dar futuro y esperanza a la provincia, a esas pequeñas empresas que querían despuntar que tenían capacidad para salir fuera y no lo hacía, apoyando a nuestros sectores estratégicos como los astilleros con los que nos comprometemos porque defiendo que Puerto Real también necesita carga de trabajo que garantice más empleo”, ha indicado.  

La secretaria general ha advertido de que “hay que ganar, pero no de cualquier manera” y ha pedido respaldo al programa electoral del PSOE en Puerto pues es un contrato a cuatro años con la ciudadanía”. “El PSOE de Puerto Real lleva cuatro años trabajando, invitando a la ciudadanía al diálogo, en reuniones con colectivos, para confeccionar el programa electoral que precisa esta ciudad”.

La candidata a la Alcaldía, Elena Amaya, aspira “desde el PSOE de Puerto Real a regenerar las políticas y el gobierno que nuestro pueblo necesita” y para ello cuenta, “con un fabuloso equipo de mujeres y hombres que le están poniendo pasión y sentimiento a la hora de trabajar por los demás, por nuestra gente”.

Evocando a su padre, Amaya ha asegurado que “no puedo hablar de mi compromiso político sin mencionarlo a él, porque fue él quien me enseño los valores y principios socialistas que hoy me llevan a dar el paso como candidata a la alcaldía de Puerto Real, un paso que me enorgullece tanto como me enorgullecen mis siglas, las del PSOE”. “Cuando hace ya casi 4 años que tomábamos posesión Carlos, Eva y yo como concejales en esta legislatura, dijimos claramente que el PSOE de Puerto Real haría una oposición constructiva, porque no entendemos la política de otra manera. Y hemos sido coherente con lo que dijimos desde el primer día, que íbamos a trabajar desde la oposición con honradez y sentido común por nuestro pueblo y nadie puede decir lo contrario”.

La alcaldable socialista ha expuesto su modelo de ciudad “un escenario donde es posible atender a las demandas o necesidades tanto urbanas como territoriales”. “Puerto Real en sí es belleza, cultura, historia y al mismo tiempo es creatividad, producción, es por ello que queremos un Puerto Real industrial y universitario, nuestro Campus y nuestros Astilleros dejan clara evidencia de ello”, añade asegurando que “queremos un Puerto Real limpio, que luzca”.

“Tenemos una prioridad clara, nuestros astilleros, sabemos que no es competencia de un Ayuntamiento la generación de empleo, pero también hay que tener claro que la competencia es la capacidad para responder exitosamente a una demanda compleja, y no tendremos como Ayuntamiento la competencia, pero lo que sí tenemos como partido, como PSOE es la capacidad para hacerlo”, ha destacado abundando en que “sabemos que Puerto Real vive del sector naval, sin minusvalorar ningún otro sector, tenemos claro que nuestros comercios, nuestra hostelería, nuestra restauración…saben perfectamente lo positivo de que nuestros Astilleros funcionen”.

Por eso, ha abogado por “centrarse en Puerto Real y dejarse de políticas de escaparate, sino hacer políticas pensando en los nuestros, que se cumpla con el deporte, el comercio, los colegios, nuestras calles, con el tejido asociativo, con el turismo, porque estamos en un enclave único de la Bahía de Cádiz y qué pena que los que nos han gobernado no han sabido ponerlo en valor”.

Amaya ha ido perfilando ante el auditorio “un programa electoral realizable, sin vender humos, donde nos comprometemos a crear un plan de choque para el saneado y limpieza de nuestras calles, parques y zonas verdes, con el posterior saneamiento que conlleva”. “Una de nuestras medidas también prioritarias será una gestión responsable y racional de dinero público; vamos a gestionar la construcción de un complejo multideportivo donde convivan diferentes actividades deportivas en torno a un nuevo campo de fútbol; necesitamos crecer como ciudad en todos los aspectos, para ello necesitamos llegar a ser municipio de más de 50.000 habitantes y poder optar a las ayudas que reciben los municipios mayores como por ejemplo para el transporte público”, ha expuesto añadiendo propuestas como la potenciación del turismo, una actuación urgente en la plaza de Abasto o el mantenimiento de los caminos rurales en las 4 barriadas vecinos que se sienten ciudadanos de segunda, junto con un plan de actuación en la olvidada barriada periférica del Río San Pedro, entre otras.

El secretario general en la localidad, Carlos Salguero, por su parte, ha criticado el “inmovilismo que ha arrastrado a Puerto Real estos años” y ha pedido el apoyo para un proyecto socialista “al que la gente se enganche” y que pretende “una ciudad inclusiva y moderna”. Así que ha invitado a “optar por la valentía y hacerlo pensando en el futuro, en los cambios que necesita”. Unión, trabajo e ilusión, es la receta del PSOE para ganar la Alcaldía, ha dicho.