publicidad


Emergencias 112 Andalucía ha gestionado un total de 19.919 emergencias relacionadas con accidentes de tráfico durante el primer semestre de 2019 en la comunidad autónoma, lo que supone un ocho por ciento más que en el mismo período de tiempo en 2018, cuando se atendieron 18.342 avisos de este tipo, según informa el servicio adscrito a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta.

Por provincias, Sevilla es la provincia que más incidencias por accidentes de circulación ha gestionado entre enero y junio, con un total de 5.016, seguida de Málaga con 4.649. A continuación se sitúan Granada (2.541), Cádiz (2.370) y Almería (1.877). Por su parte, en Córdoba se atendieron 1.291 requerimientos por accidentes de tráfico, 1.103 en Jaén y 1.071 en Huelva.

En cuanto a la actividad por meses, mayo ha sido en el que más avisos de este tipo se atendieron en las salas del 112, con 3.623 incidencias, por delante de junio (3.542), abril (3.327) y marzo (3.303). Los meses con menor número de accidentes de tráfico coordinados fueron enero (3.200) y febrero (2.874).

Del total de 19.919 emergencias de esta índole gestionadas en el semestre, 7.001 han tenido lugar en las capitales de provincia. La hispalense ha sido de nuevo en la que se ha registrado un mayor número de accidentes (2.523), seguida de Málaga (1.758), Granada (850) y Córdoba (634). A continuación, se sitúan las capitales de Almería, con 512 avisos, Huelva (304), Jaén (278) y Cádiz (142).

Recomendaciones a la población

Desde el servicio Emergencias 112 Andalucía se facilita a la población una serie de recomendaciones para ayudar a actuar en caso de accidente de tráfico y de medidas de autoprotección para una conducción segura con motivo de la segunda fase de la Operación salida del verano.

Si se sufre o se presencia un accidente de circulación es fundamental seguir la conducta PAS: Proteger, Alertar y Socorrer, teniendo siempre en cuenta que debemos actuar de forma acorde a nuestros conocimientos para no causar más daños a los heridos. Para Proteger la zona del siniestro y a los posibles afectados, se intentará detener el vehículo fuera de la calzada y señalizarlo con los triángulos de emergencia a una distancia mínima de 50 metros, de manera que sean visibles, al menos, desde 100 metros. Se encenderán las luces de emergencia y se apagará el motor, hay que ponerse el chaleco reflectante y no fumar.

A continuación, es necesario Alertar a los servicios de emergencia a través del teléfono 112, facilitando con calma al gestor telefónico el lugar donde se ha producido el accidente de la manera más exacta posible (matrícula de la carretera, kilómetro y sentido de la circulación), y precisando si se han producido heridos y cuántos, así como el estado de los mismos.

Todo conductor está obligado a Socorrer en estos casos, pero siempre en la medida de nuestras posibilidades y conocimientos y sin arriesgar su propia integridad física. Además, si ya hay más ciudadanos ayudando a las víctimas es mejor no hacerlo para evitar la confusión y posible entorpecimiento.