publicidad


La consejera Rocío Blanco anuncia la publicación de estos contratos que inciden en los sectores más castigados por la crisis y en competencias digitales, cada vez más necesarias

La consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, ha anunciado hoy la publicación esta semana de dos procesos de licitación para impartir cursos de Formación Profesional para el Empleo (por sus siglas, FPE), que van a suponer un gasto público de 1,5 millones de euros en el caso de la provincia gaditana para desarrollar 106 acciones formativas destinadas a 1.590 alumnos en total.

En concreto, se trata del primer paso administrativo para la puesta en marcha de dos de los programas formativos más relevantes que se van a poner en marcha este año, el primero destinado al sector de la hostelería y turismo; el segundo denominado Andaluces Digitales, y centrado en mejorar las competencias en nuevas tecnologías de los trabajadores ocupados. Ambos procesos de licitación, ya están disponibles en el perfil del contratante de la Consejería y las empresas tienen de plazo hasta el 24 de septiembre para presentar sus ofertas para poder impartir las acciones formativas de hostelería y turismo; y del 14 de septiembre para Andaluces Digitales.

Durante su intervención en la inauguración del curso de verano “Nuevas políticas de empleo para un nuevo mercado tras la crisis del COVID 19”, Rocío Blanco ha recordado que la formación juega un “papel clave” en el mercado laboral y ha defendido que “ahora más que nunca” debe dirigirse a afrontar “alguno de los principales cuellos de botella que debilitan nuestra propia capacidad de crecer, generar empleo y recursos”.

En este sentido, la consejera ha recordado que su departamento está afrontando “cambios en el fondo y en la forma” a la hora de retomar la Formación Profesional para el Empleo, adaptando los contenidos a las necesidades de las personas y las empresas, y abandonando el sistema de subvenciones para implantar un nuevo sistema de licitación pública que “garantiza la competencia entre los agentes, la excelencia de los servicios y la seguridad jurídica de todos los participantes”.

Rocío Blanco se ha mostrado partidaria de preservar la Formación pese a las dificultades actuales, acometer una mejora profunda de los servicios públicos de empleo e implantar un sistema de evaluación de las políticas de empleo para que sus resultados se adecúen a los objetivos y al coste.

Primeras licitaciones

Las licitaciones de los dos programas anunciados por la consejera están disponibles en la URL https://juntadeandalucia.es/temas/contratacion-publica/perfiles-licitaciones/licitaciones-publicadas.html?perfilContratante=CEFTA01&organismo=CEFTA y son los primeros de esa envergadura bajo esta nueva fórmula jurídica de gestionar la formación, proceso que también está siendo seguido con atención por otras comunidades autónomas con el objetivo de abandonar las convocatorias de subvenciones que han generado atascos de expedientes  y problemas de funcionamiento en algunos casos.

El contrato de mayor presupuesto, el destinado al sector de la hostelería y el turismo, está dirigido preferentemente a desempleados de estas actividades y cuenta con un gasto público de 1.160.288,94 euros, en el caso de Cádiz. Corresponden a un total de 22 acciones formativas, con una participación estimada de 330 alumnos gaditanos y un total de 7.000 horas lectivas.

Las materias y certificados de profesionalidad que se han seleccionado han sido detectados en las mesas sectoriales que se celebraron en cada provincia en el entorno de los encuentros Binomio Formación y Empleo, que reunieron a administración, empresas, trabajadores, sector formativo y todos los agentes locales implicados para señalar las necesidades de cualificación más demandadas. Así, entre las especialidades se licitan algunas como cocina; servicios de bar y cafetería; servicios de restaurante; sumillería; repostería; recepción en alojamientos; gestión de pisos; alojamiento rural; marketing y comunicación; venta de productos y servicios turísticos; dirección y producción en cocina, entre otras.

Andaluces Digitales

Por su parte, el programa Andaluces Digitales está dirigido preferentemente a trabajadores ocupados en un sector que se ha revelado esencial como consecuencia de la crisis sanitaria como son las nuevas tecnologías, y cuenta con un presupuesto superior a los 390.000 euros para la provincia gaditana. Integra 84 acciones formativas por provincia (a nivel andaluz, 672). Se prevé una participación de un 1.260 alumnos gaditanos en las licitaciones que se han conocido hoy, a los que se impartirá un total de 2.934 horas lectivas.

En este caso, la formación no es conducente a certificados de profesionalidad y las especialidades también fueron detectadas en los encuentros Binomio Formación Empleo, en los que se señalaron competencias de varias familias profesionales que eran necesarias para suplir la falta de cualificación de trabajadores ocupados en materia de transformación digital y en tecnologías de la información y comunicación.

Así, las competencias digitales que se van a programar se incluyen en familias profesionales de administración y gestión; artes gráficas; comercio y marketing; edificación y obra civil; fabricación mecánica; informática y comunicaciones; instalaciones y mantenimiento; servicios socioculturales y a la comunidad y transporte y mantenimiento de vehículos.