Redacción | Rota.- Durante el pasado mes de marzo ha tenido lugar en el Aeródromo de la Base Naval de Rota la transferencia del control entre la antigua torre y la nueva recientemente edificada.

Este ambicioso proyecto ha estado respaldado por el Programa de inversiones de la OTAN dentro del Paquete de Capacidad CP-51 involucrando desde hace cinco años a múltiples organismos, tanto civiles como militares de España y EE.UU.


La nueva construcción unifica todas las funciones de gestión del transporte aéreo, incluyendo la planificación del puente aéreo con los EEUU así como la carga, descarga y operaciones de movimiento en tierra. Sustituye a la vieja torre de control  edificada en el año 1956  y, además de la torre (581 m²) y el radar, las nuevas instalaciones integran en un solo edificio las oficinas, talleres y cuartos de equipos (107 m²) de la US. Air Force y US. Navy y de los Servicios Aéreos Españoles (SEARO).

La nueva torre de control y su edificio asociado (dos proyectos en uno) han sido pre-financiados por los EEUU por unos 10 millones de Euros (sólo obra civil), contribuyendo los fondos comunes de inversión de la OTAN con 1,6 millones de Euros, sin tener en cuenta los gastos en electrónica y comunicaciones.

El proyecto incluye la reubicación de equipo de torre existente y la instalación de nuevas consolas de comunicaciones y radar, así como el desmantelamiento de la vieja torre y la demolición de varias instalaciones ahora reemplazadas. En la nueva torre, más alta y mejor situada que la anterior, se ha incorporado un puesto de control dedicado al Helipuerto, con control radio, de luces y cámaras de circuito cerrado. La antigua torre del Helipuerto mantendrá su operatividad pero sólo se cubrirá ocasionalmente o por contingencias.

Se trata del último proyecto aprobado hasta el momento de los integrados en el Paquete de Inversiones de la OTAN CP-9A0951, enfocado al Transporte Aéreo dentro de la zona de responsabilidad del Mando Aliado de Operaciones (ACO).

Compartir con: