Conrado Rodríguez.

El gobierno municipal ha informado de la resolución del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) recibida ayer miércoles por la que se ha aprobado la ejecución de los planes de empleo previstos para jóvenes, mayores de 30 años y mayores de 45 del que se beneficiarán 327 personas en San Fernando, y que fueron aprobados a principios de enero en el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía.

No obstante, y como ha advertido hoy en rueda de prensa el concejal de Presidencia y Desarrollo Económico, Conrado Rodríguez, el gobierno autonómico está poniendo en peligro estos planes de empleo para las personas que más lo necesitan y que son las que pertenecen a los grupos de cotización más bajos. Rodríguez afirma que, a pesar de las advertencias dadas “no solo por este Ayuntamiento, sino por muchos más y por la propia Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), la Junta está creando un grave problema porque no ha adecuado el importe previsto para estos planes a la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) fijado en 900 euros en 14 pagas anuales (1.050 euros en 12 pagas). Eso significa  que para aquellos contratos sujetos a grupos de cotización en los niveles más bajos, con una aportación bruta de 1.300-1.400 euros, la retribución se queda fijada por debajo del SMI, incluyendo los pagos a la Seguridad Social”.

Rodríguez señala que, precisamente las personas que se engloban en estos grupos de cotización “son las que más necesitan trabajar, por lo que la Junta debe dar una respuesta satisfactoria a esta situación y hacerlo de manera formal, por escrito”, indica el edil. De hecho, afirma que son constantes “los titubeos del gobierno autonómico en función de con quien se hable de este asunto para que nos den una solución”. Desde el gobierno municipal se rechaza cualquiera de las opciones que hasta el momento “se están escuchando sin que ninguna de ellas sea oficial ni satisfactoria”.

Rodríguez indica que la Junta podría estar contemplando que los ayuntamientos aporten la cantidad necesaria para compensar la diferencia económica con los contratos adaptados al SMI, cifra que desde el gobierno local se estima que pueda alcanzar los 150.000 euros en el caso de San Fernando. “Pretender que aportemos esa importante cantidad de dinero no es de recibo, porque altera las previsiones económicas de todo un ayuntamiento y actuar con una modificación presupuestaria imprevista. La Junta no puede hacer dejación de sus funciones y dejar esa responsabilidad en manos de los ayuntamientos, eso es actuar con deslealtad institucional y no asumir sus competencias como así estaban además reflejadas en las bases de la convocatoria de los planes de empleo, donde constaba que no requerían de aportación económica de fondos que no fueran los de la propia Junta”, asevera Rodríguez.

Otra “propuesta sorprendente” del gobierno autonómico “puede ser que no se hagan los contratos que estén marcados por debajo el SMI, perjudicando así a los de menor cualificación cuando son los que más necesitan estos planes porque tienen mayores dificultades para incorporarse al mercado laboral; o también que se permita a los ayuntamientos modificar los grupos de contratación para cada uno de los empleos, es decir, que elevemos la categoría de los grupos de trabajo, algo que también afectaría a ese colectivo más necesitado. Sería un plan de empleo elitista, podríamos decir”, apostilla el concejal de Desarrollo Económico.

Rodríguez finaliza diciendo que “no se pueden cambiar las reglas del juego a mitad del partido, porque afecta a 333 puestos de trabajo. Han sacado la resolución tarde y mal y ahora deben dar una solución a esta situación, además de alegrarse de que los trabajadores y trabajadoras puedan disfrutar afortunadamente de un SMI de 900 euros”.

Compartir con: