Opinión | Paola García.- Domingo 8 de mayo de 2016…No hace ni un año desde que el Gobierno del Puerto fue ocupado por un tripartito de izquierdas, hoy ya famoso por sus hazañas.

La mala noticia de esta semana, o más bien una de tantas, es que las playas de nuestra ciudad se quedan sin bandera azul. En efecto, el Puerto pierde un distintivo de calidad sustancial de cara al turismo, y con ello también pierden multitud de portuenses.

Si hubiese que elegir una expresión para calificar este último año de gobierno creo que la más adecuada sería “esto va de mal en peor”. Visto lo visto, es algo que este gobierno se ha propuesto llevar al pie de la letra, de hecho ha quedado demostrado que lo suyo es superarse por días, ¡y por horas!

Por supuesto, a la hora de buscar culpables se lo dejan fácil a la oposición, un día es una concejalía, otro día es otra… Desde luego mentalidad de equipo tienen porque van todos a una.

Meses atrás era este mismo gobierno tripartito el que prometía el oro y el moro a los portuenses, “haremos, crearemos, conseguiremos…” y hoy parece que ha debido de haber algún error y la única palabra que conocen es la de destruir, porque es lo que están haciendo con nuestra ciudad, destruir, echar por tierra lo ya conseguido, abandonar proyectos, abandonar a cada uno de nosotros los portuenses con una nula gestión.

Me gustaría saber de qué vivirá El puerto el próximo verano, me preocupa de hecho sabiendo que ya nuestra ciudad no será un foco para el turismo, no sabiendo que nuestras playas carecen de las condiciones de calidad necesarias tras una mala gestión en cuanto a la depuración de las aguas residuales. ¿Y ahora a quién culpamos? ¿Quién o quiénes no han hecho, nuevamente, su trabajo?

Nuestra ciudad no necesita un día del beso, tampoco un día del ajo y mucho menos un día del zombi. Los besos que se los dé cada quién cuando quiera, el ajo que se deguste cuando apetezca y los zombis para los videojuegos. Seguro que cualquier ciudadano sensato apostaría por cualquier otro tipo de actuación que aporte ganancias al Puerto y haga de éste una ciudad próspera. Claro, este gobierno no es que esté muy dispuesto a escuchar al ciudadano, después de todo no fueron ellos quienes ganaron las elecciones.

No queramos imaginar cuando lleguen las fechas señaladas y no se vean igual de transitadas las calles, tampoco repletas las playas y por desgracia, tampoco igual de llenos los locales, y todo por culpa de los de siempre, de aquellos que “gobiernan” a base de “utopías”, porque en los despachos no están.

Por favor, por el bien de la ciudad, por todos los portuenses que sí la sentimos y a los que sí nos importa el futuro de ella, háganse el favor y también a nosotros, dimitan antes de que tengan la oportunidad de volver a meter la pata.

 

Paola García, Vicesecretaria de Cultura de NNGG-El Puerto

 

Compartir con: