publicidad


firmasCCOO Cádiz, a través del Sindicato de Enseñanza, ha entregado hoy unas 2.220 firmas en la Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deportes de la Junta de Andalucía en Cádiz para exigir una solución al conflicto del profesorado técnico de Formación Profesional.

La Ley Orgánica 2/2006 (LOE) establece la necesidad de que el profesorado de Educación Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional cuente con una formación pedagógica como requisito previo para el ejercicio de la docencia, siendo esta formación inicial regulada con posterioridad, concretándose en la exigencia -para los titulados universitarios- de un título oficial de máster que acredite la formación pedagógica y didáctica regulada en la LOE y -para quienes  son no titulados universitarios- en una titulación equivalente para el ejercicio de la docencia, que hasta la fecha no ha estado disponible en Andalucía.

El pasado día 13 de mayo, justo un día antes de las primeras movilizaciones convocadas por CCOO para el colectivo afectado, la Junta de Andalucía, en un claro intento de dividir y desmovilizar, anuncia que esa formación equivalente se llevará a cabo en la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) durante el verano.

Según el secretario general del Sindicato de Enseñanza de CCOO de Cádiz, Sebastián Alcón, “esta propuesta de oferta formativa está dirigida a los 38 docentes no titulados universitarios y no se aclara que ocurrirá con sus puestos de trabajo al inicio de curso. Además, no ofrece una verdadera solución a todos los trabajadores en conflicto ya que deja al margen a los titulados universitarios, que son la mayoría del personal afectado. La Consejería de Educación ya hablaba en la última Mesa Sectorial, sin datos definitivos, de más de 2.000 docentes técnicos de FP titulados universitarios que no contaban con la acreditación pedagógica necesaria”.

Por otra parte, CCOO no puede más que lamentar la actitud de la Administración Educativa cuando señala que los titulados universitarios han tenido ‘años para sacar el título de máster’, mientras calla que como empleadora jamás les ha informado de que necesitaban realizar esa formación o la falta de posibilidades reales para la obtención de la titulación pedagógica.

Abundando en esto último, primero porque las universidades públicas tienen requisitos muy rígidos en cuanto a las especialidades de los máster educativos y la titulación de acceso, con lo que hay muchos compañeros que han sido rechazados por no ser de una titulación preferente para la especialidad. Segundo porque los docentes interinos, que están sometidos a una gran inestabilidad no saben en qué provincia trabajarán cada curso escolar, con lo que solicitan plaza en una universidad en julio cuando no saben dónde tendrán que residir en septiembre. Tercero, incluso en el idílico caso de que un docente haya podido lograr plaza en una universidad pública, ni las clases ni las prácticas del máster son compatibles con el horario laboral de un profesor técnico de FP”.

Para CCOO, de esta situación solo se benefician las universidades privadas, que con máster a precios muy altos han sido el único recurso para muchos de estos de trabajadores y trabajadoras con empleo inestable y que llevan ya cinco años soportando recortes.

Desde el sindicato se vuelve a denunciar que la dejadez de las administraciones educativas, va a alejar de las aulas a profesionales de la enseñanza con años de experiencia, que no se niegan a recibir la formación que se les solicita, sino que exigen que sea una formación adecuada y acorde con su especialidad, compatible con su empleo y a precio público.

“Aunque la normativa es estatal, y por eso CCOO solicita una moratoria en la exigencia de este máster al Ministerio de Educación, no podemos sino exigir a la Junta de Andalucía que asuma sus responsabilidades, y que, efectivamente, agote todas las vías para ofertar la formación a los docentes técnicos de FP con titulación universitaria, para que puedan seguir desempeñando su labor el próximo septiembre, porque hay margen de maniobra para que se pueda dar una solución andaluza a este conflicto, y la Consejería de Educación lo sabe”, apostilla Alcón.

CCOO sigue apoyando al colectivo afectado y ha convocado tres jornadas de manifestación que concluyen hoy, además de una asamblea y una protesta que se realizó el pasado día 26 de mayo ante el palacio de San Telmo, sede del Gobierno andaluz.

El sindicato lamenta de que la Junta de Andalucía al negarse a abordar una negociación real del conflicto, haya llevado a esta organización sindical a convocar huelga en el período de evaluación del alumnado de FP, estrategia que CCOO no hubiese deseado.