El partido verde considera necesario la elaboración de un estudio epidemiológico que trate de discernir las causas de estos alarmantes datos.

Para Antonio Villalpando, portavoz de la formación, “es precipitado asignar una causa concreta a una situación que probablemente es multifactorial, pero es cierto que está demostrado que las partículas en suspensión de determinados diámetros (las conocidas PM10 y PM2,5) producen afecciones en el aparato respiratorio. Por ello es ineludible por un lado que se elabore un estudio epidemiológico lo antes posible por parte de la Junta de Andalucía y por otro lado vemos necesario que la Autoridad Portuaria rescate el proyecto que nunca debió abandonar de la terminal cubierta en La Cabezuela”.



Para EQUO, la salud de la ciudadanía es lo primero, y mientras la causa no tenga nombres y apellidos debe prevalecer siempre el principio de precaución. Así hicimos cuando llegamos al Ayuntamiento dejando de usar el Glifosato y es lo que pedimos al resto de entes públicos.

El PP de Puerto Real, tan preocupado por este asunto, debería instar a sus compañeros de partido en el gobierno de la nación, a que hablen con Puertos del Estado y promuevan la inversión pública y privada necesaria para que se soterre la descarga de graneles e implicarse más en la problemática de los cables que cruzan la barriada.

Compartir con: