Redacción | Chiclana.- El Partido Popular, a través de su portavoz, Andrés Núñez, ha denunciado “la mentira como un castillo que se oculta tras el anuncio del alcalde, José María Román, y la delegada municipal de Urbanismo, Ana Bueno,  de la decisión arbitraria de decir que van a quitar las viviendas vacías a los bancos para entregársela a las personas que las puedan necesitar”.

El presidente del PP afirma que “no llegamos a entender cómo se puede llegar a mentir de manera tan descabellada, y cualquier ciudadano lo podrá comprobar en el pleno municipal y cuando se exponga la ordenanza de manera pública para que puedan presentarse alegaciones”.

En esta línea expositiva, Núñez manifiesta que “no nos sorprenden las mentiras de Román, porque son algo habitual, pero sí en los nuevos concejales del PSOE, de los que se esperaba aire fresco y otra forma de hacer política, pero que, sin embargo, están respaldando las mentiras a los ciudadanos de Román y Cándida Verdier”.

Sobre el anuncio realizado, el líder de los populares chiclaneros subraya que “es falso que se vayan a quitar las viviendas a los bancos para destinarlas a un fin social, sino que lo que dice la ordenanza es que las viviendas que puedan estar en estado ruinoso pueden ser expropiadas a cualquier propietario, tal y como se recoge en la ley, cosa que la ordenanza viene a desarrollar en la forma en la que se va a llevar a cabo esta medida. Precisamente, las viviendas de los bancos suelen presentar un buen estado, porque se preocupan de que sea así y estén bien conservadas”.

Otro aspecto importante de la ordenanza municipal afecta a la inversión en vivienda, según destaca. Y es que el documento “obliga a que todas aquellas promociones que tienen una licencia de obra también puedan ser objeto de expropiación si los trabajos no se acometen en el plazo de ejecución, por lo que es un mensaje muy claro a los inversores que quieran venir a Chiclana para crear empleo en el sector de la construcción tan dañado por la crisis. Eso es lo que provoca el PSOE”.

Desde el PP se destaca que “el alcalde y el PSOE no están moviendo un solo dedo para quitarle viviendas a los bancos y entregarlas a personas necesitadas, sino que lo que plantean es que las viviendas en ruinas puedan ser expropiadas, y éstas no son de los bancos, y si las hay, será en un porcentaje mínimo. Y en todo caso, la expropiación se hará a precios rentables para las entidades bancarias, con lo que nos encontraríamos que las viviendas que los bancos no pueden vender al final tendrán como comprador al Ayuntamiento, que pagará con el dinero de los impuestos que quiere subir a los chiclaneros”.

En definitiva, Andrés Núñez resalta que “el supuesto golpe en la mesa del alcalde que se ha vendido no tiene nada que ver con la realidad, porque la ordenanza lo que habla es de la expropiación de viviendas en ruina. ¿Está diciendo José María Román que va a entregar a fines sociales viviendas ruinosas?”.